Asamblea del Consejo de la Función Pública

La presentación de los primeros borradores sobre el plan federal de gobierno electrónico y la necesidad de que las provincias realicen un importante esfuerzo de reestructuración de sus plantas funcionales fueron los ejes de la 1° Asamblea del año del Consejo Federal de la Función Pública, que tuvo lugar en el Salón Delia Parodi del Congreso de la Nación
Al encuentro que estuvo presidido por el vicejefe de Gabinete de la Nación, Juan Manuel Abal Medina y tuvo como eje central “calidad, transparencia y equidad para afianzar el estado de derecho”, asistió en representación de Santa Cruz el ministro secretario general de la Gobernación Gustavo Martínez.

Los principales temas que se abordaron en esta convocatoria fueron, el análisis de las actividades que debía desarrollar cada comisión y los avances que se pudieron obtener en dichas tareas.

El trabajo realizado se centró en el desafío de redimensionar a la administración pública para que se actualice en función de las necesidades que la sociedad presenta, y así lograr una mejora en la calidad de trabajo y prestación de servicios, destaca un comunicado de prensa.

Esta resignificación planteó la necesidad de que las provincias realicen un importante esfuerzo de reestructuración de sus plantas funcionales para adaptarlas a las nuevas alternativas que se plantean.

Ante este marco la Asamblea propuso que se avance en la creación de metas definidas de manera general que permitan armonizar un cierto estándar a nivel provincial. Un primer paso podría ser el desarrollo de carreras públicas que se construyan mediante el diálogo social entre todas las partes involucradas.

Uno de los puntos más relevantes que se trataron fue la presentación de los primeros borradores sobre el plan federal de gobierno electrónico, con lo que se buscó construir un consenso con la opinión de las provincias.

Todas estas iniciativas tienen como fin potenciar el rol del Estado, estableciendo objetivos claros que permitan definir qué Estado se necesita en pos del proyecto de Nación que se lleva adelante.

Estas definiciones permitirán mejorar la situación de desprestigio a la que fue sometido el rol del funcionario público, que en los últimos tiempos se lo ligaba más a los intereses del mercado que a la defensa de la Nación.

Para finalizar se propuso la evaluación de las posibilidades que permitan la institucionalización del Consejo Federal de la Función Pública, pues se presenta como una imperiosa necesidad la formalización para acceder a ciertas facilidades para un mejor desarrollo de las tareas.

Comentá la nota