La Asamblea Ciudadana volvió a manifestarse en contra de la actividad en las canteras.

La Asamblea Ciudadana volvió a manifestarse en contra de la actividad en las canteras.
En un comunicado de prensa, la Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras de Tandil volvió a manifestarse en contra de la actividad en las canteras de la ciudad y lo hizo bajo el título de “Explosión de vergüenza”.
La Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras de Tandil salió nuevamente a la palestra para denunciar las explosiones que a diario se repiten en diversas canteras de la ciudad.

A través de un comunicado, también cargan contra las autoridades, por su inacción en la materia.

“Mediodía del jueves. Las explosiones que se sienten en toda la ciudad son hechas por Equimac (cantera ubicada al lado del cerro De la Virgen). Se trata de la empresa que gana licitaciones millonarias en Tandil, en la provincia y el país. Obras que pueden y deben hacerse sin moler estas pequeñas sierras, las más antiguas de la Argentina”, comienza el texto.

Los ambientalistas puntualizan que “las explosiones se suceden una tras otra, Cerro Federación, Carba, Equimac, Cerros Dómicos…“anunciadas” o no, como la del 22-1-09. Cada una de ellas significa saqueo de rocas antiquísimas, mutilación, fisuras, cavas más grandes. Una pérdida irreparable para Tandil”.

En otro párrafo, sostienen que “aunque los destructores de las sierras se llenen los bolsillos, el daño ambiental irreversible que le están haciendo a Tandil y al país nos llena de vergüenza”.

La política se lleva su parte, ya que los preservacionistas afirman que “no hay disculpas para los responsables de un daño tan artero y consciente al patrimonio natural. No hay disculpas para las autoridades “enredadas” en nuevas medidas que nunca implementan (pero entretienen) mientras omiten hacer cumplir todo lo que existe.

El daño no tiene remedio. La impunidad, sí. Depende de la voluntad política de quienes dicen representarnos. No da para ambigüedades, ni dilaciones. O paran la destrucción, o son corresponsables de la misma.

La ciudadanía deberá seguir luchando para que los gobernantes hagan algo tan obvio como preservar el principal patrimonio natural de Tandil”, concluyen.

Comentá la nota