En un asalto lo asesinaron de dos tiros

Ocurrió en Colonia Lola. El hombre fue baleado en su casa por delincuentes. Cuarto muerto del mes por la inseguridad.
Un hombre murió ayer a la madrugada tras recibir, el sábado a la noche, dos disparos en el abdomen por parte de dos delincuentes que entraron a su casa, en el barrio Colonia Lola de la ciudad de Córdoba. El hijo de la víctima salió persiguiendo a los criminales y logró capturar a uno, quien permanece detenido e imputado como uno de los presuntos homicidas.

Para los investigadores policiales todo se habría tratado de un homicidio ocurrido durante un asalto domiciliario. Es la principal hipótesis del caso. De todos modos, la investigación no está concluida y es intensa la búsqueda del prófugo.

La víctima se llamaba Pedro Tolosa y tenía 45 años.

De confirmarse la hipótesis del robo, con la muerte de Tolosa ya son cuatro las personas muertas en Córdoba en lo que va del mes por inseguridad.

Las otras tres personas abatidas fueron presuntos delincuentes. Dos murieron a manos de un policía, mientras que el restante fue ultimado de un escopetazo por un productor rural.

Puerta abierta. Eran casi las 23 del sábado. Pedro Tolosa acababa de terminar de cenar y se encontraba en el comedor, junto a su esposa, una hija de 11 años y una nieta de corta edad. En otra habitación de la casa estaba Diego (22) otro hijo del matrimonio.

Como hacía calor, los Tolosa habían dejado abierta la puerta de calle. La vivienda está ubicada en Lola Mora 900, corazón de barrio Colonia Lola, al este de la capital cordobesa.

Dos delincuentes armados aprovecharon esa circunstancia y se metieron en la casa.

"Irrumpieron los sujetos supuestamente con intenciones de robo. Uno de ellos agarró a la criatura e hizo ademanes de que no gritaran", comentó a este diario el comisario inspector Miguel Castelló, jefe del Distrito 3.

Fuentes del área de Investigaciones de la Policía indicaron que los sujetos no llegaron a decir nada, cuando de pronto el jefe de familia se abalanzó sobre ellos con la intención de que abandonaran el hogar.

Fue en esas circunstancias que uno de los delincuentes le efectuó dos disparos desde muy corta distancia. Los proyectiles se incrustaron en el abdomen de Pedro Tolosa, quien cayó muy malherido.

Los delincuentes escaparon corriendo, sin llevarse nada, en diferentes direcciones.

El hijo de la víctima, sobresaltado por los tiros y los gritos, salió corriendo detrás de uno de ellos. Éste se dio vuelta y le efectuó un tiro, que no dio en el blanco. Diego siguió corriendo, lo alcanzó y se le tiró encima. Otras personas, que estaban en una fiesta de 15, se acercaron y entre todos comenzaron a golpear al sospechoso. Momentos después llegó la Policía que capturó al sujeto, identificado como Sergio Gabriel Quinteros (36).

Se le secuestró un revólver 32, cargado. Fue imputado por homicidio agravado en ocasión de robo, por la fiscal Adriana Abad.

Tolosa murió en la madrugada en el Hospital de Urgencias.

Comentá la nota