90% de los asalariados cordobeses gana menos de $ 3.000 al mes

La mitad de los empleados no llega a los 1.600 pesos mensuales / Los formales cobran más del doble que quienes están "en negro" / El ingreso total promedio de cada ocupado es de 1.732 pesos.
Sólo 10 por ciento de los trabajadores de Gran Córdoba cobra tres mil pesos o más por mes. En el segundo trimestre de 2009, según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), el ingreso total promedio de los asalariados por mes es de 1.732 pesos, que baja a 1.565 pesos si sólo se toma su ocupación principal.

De todos modos, estos promedios muestran una gran disparidad según los distintos grupos de ocupados en la ciudad y sus alrededores.

Por supuesto, no es lo mismo lo que cobran los que tienen empleados a cargo, que estos últimos, o los que trabajan por cuenta propia. Entre los dependientes, hay grandes diferencias entre los registrados y los informales, los públicos y los privados, entre los hombres y las mujer

600 mil ocupados. Los últimos datos de la EPH, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y cuya base fue publicada este mes luego de tres años sin hacerlo, muestran que en el Gran Córdoba hay 601.180 personas ocupadas.

De estos, 26.897 son patrones, con un ingreso promedio de su ocupación principal de 2.913,75 pesos; 113.240 son cuentapropistas, que ganan, en promedio 1.385 pesos; y 460.334 son obreros o empleados.

Entre estos últimos, 40 por ciento cobra menos de 1.200 pesos por mes (similar al salario mínimo de ese momento), otro 30 por ciento gana hasta dos mil pesos, otro 20 por ciento está entre dos y tres mil pesos, y sólo uno de cada 10 asalariados recibe más de tres mil pesos en su ocupación principal.

Con y sin recibo. El hecho de que gran parte de los trabajadores reciba menos del mínimo legal habla de un alto nivel de informalidad.

Según la EPH, 37 por ciento de los asalariados cordobeses no tiene descuento jubilatorio, es decir que trabaja "en negro".

Con un promedio de remuneración "de bolsillo" de 932 pesos en su principal ocupación, ganan menos de la mitad que aquellos empleados que tienen aportes y gozan de los beneficios de la obra social y el derecho a una jubilación. Éstos ganan un promedio de 1.946 pesos por mes.

La diferencia entre los salarios "en blanco" y "en negro" se agranda en el caso del sector público. Estos empleados formalizados cobran en promedio 2.300 pesos, pero los que no están registrados reciben sólo 954 pesos.

En el sector privado, los registrados promedian un ingreso de 1.814 pesos en su principal trabajo, mientras que los informales apenas llegan a 929 pesos. Estos últimos representan 43,8 por ciento del total de dependientes.

¿Cuestión de género? En Córdoba y sus alrededores, al igual que en el resto del país y el mundo, la remuneración que reciben las mujeres es inferior a la de los hombres.

Según los datos oficiales, las asalariadas (46 por ciento de los trabajadores) ganan en su principal empleo 1.347 pesos por mes, 23 por ciento menos que los 1.750 pesos que cobran los de sexo masculino.

Además, la brecha entre formales e informales es más amplia entre las féminas: las que están "en blanco" cobran, en promedio, 132 por ciento más que las no registradas. En cambio, entre los varones la distancia es de 94 por ciento.

Sin embargo, al tomar a las trabajadoras dependientes sin tener en cuenta las que se desempeñan en el servicio doméstico, las diferencias entre géneros se achican. Las mujeres sin este rubro reciben en promedio 1.571 pesos por mes, 10 por ciento menos que los trabajadores.

Además, las que están "en blanco" ganan 90 por ciento más que el resto.

Evidentemente, el servicio doméstico es el segmento más relegado: suman 47.409 personas, más de 10 por ciento de los asalariados y casi ocho por ciento de todos los ocupados.

El promedio salarial de este sector es de 561 pesos, valor que asciende a 740 pesos para quienes reciben aportes jubilatorios. En cambio, el 78,7 por ciento de las domésticas está "en negro", con un ingreso promedio de 513 pesos por este trabajo. La brecha entre registrados e informales es de "sólo" 44 por ciento.

43,8% de los asalariados que está en el sector privado cordobés son informales. En el servicio doméstico, la informalidad llega al 78,7 por ciento.

16% fue la suba promedio de los ingresos de la ocupación principal de todas las categorías entre el segundo trimestre de 2008 y el mismo período de 2009.

La retribución de los asalariados aumentó 17 por ciento. Dentro de estos, el sector público avanzó 13,6; el privado formal, 16,7 por ciento; y el privado no registrado, 24 por ciento.

Comentá la nota