En el asado por el día del militante. Sandro denunció que lo amenazan desde "alguna cárcel"

El intendente de Escobar dijo que usan a ex policías y militares para amedrentarlo.
Todo el peronismo escobarense se unió para celebrar el día de los que se dedican a la actividad política, con un asado para más de 2.000 personas en el galpón de la Fiesta de la Flor el viernes por la noche. En la larguísima mesa principal estaban presentes figuras del Justicialismo de todos los colores, hasta los disidentes, como Cacho Angioi. Causó sorpresa ver al ex intendente Fernando Valle junto al intendente Sandro Guzmán, como en el festejo del Cincuentenario.

Los únicos oradores fueron Jorge Landau y el intendente.

El diputado nacional no dijo nada significativo, pero Sandro aprovechó el momento para denunciar que "desde alguna cárcel y por medio de ex policías y ex militares, nos hacen llegar amenazas, yo crecí en un barrio humilde de Garín y no les tengo miedo, que vengan y los vamos a estar esperando, pero con política." El jefe del ejecutivo comunal también se refirió a las críticas y defendió las medidas de su gobierno.

Tal como había adelantado InfoBAN en una nota anterior, el intendente ha logrado disciplinar a todo el Peronismo detrás de su figura y el apoyo a su gestión, por lo tanto este acto puede verse como un preliminar de la llegada de militantes de sectores que alguna vez se opusieron al actual oficialismo a la estructura municipal.

Según declaraciones posteriores de los organizadores del acto, tanto Walter Blanco como Jorge Landau y el propio Sandro Guzmán se sorprendieron al ver la presencia de tantos punteros barriales que venían de profundas divergencias con el oficialismo, como en el caso de Alcaráz, de Maquinista Savio, participando del acto con un sentmiento de respeto y unidad.

La conclusión es que a pesar del paso del tiempo y las crisis, el Peronismo sigue siendo un monstruo grande que pisa fuerte.

Comentá la nota