En un asado, Alperovich pidió fidelidad a legisladores

Hay recelo en las huestes del oficialismo a partir de los rumores sobre cortes de boleta en desmedro de los candidatos a diputados
Con el pretexto de compartir un asado, el gobernador, José Alperovich, reunió a los legisladores oficialistas en el quincho de su residencia particular. La reunión, realizada el jueves a la noche, sirvió para que el mandatario "bajara línea" sobre la necesidad de "hacer una muy buena elección".

Las desconfianzas dentro del oficialismo por la posibilidad de que algunas corrientes internas del peronismo no "transpiren la camiseta" el domingo 28 se instaló en la sobremesa. Según fuentes confiables, Alperovich planteó una clara advertencia: si no trabajan como corresponde, el Gobierno sabrá quiénes "no pusieron toda la carne en el asador".

En el encuentro participaron todos los legisladores oficialistas y acoplados; incluso quienes se incorporaron después a las filas del alperovichismo como el ex bussista, Armando Sierra Morales. Su presencia llamó la atención de sus pares, debido a que Sierra Morales es el esposo de la candidata del PRO-Federal, Delia Pinchetti de Sierra Morales.

La mayoría de los asistentes dijo que Alperovich sólo habló de unidad política y de la obligación de sumar votos en las urnas. Sin embargo, trascendió que se insinuó que aquellos dirigentes que no apuesten a un triunfo contundente de la lista oficial sufrirán el costo político. El recelo surgió en las huestes oficialistas a partir de los rumores sobre un posible corte de boletas en desmedro de los candidatos a diputados nacionales del Frente para la Victoria.

Comentá la nota