Arturo también discrepa con Cristina por fondos.

Arturo también discrepa con Cristina por fondos.
El gobernador Arturo Colombi anticipó hoy que Corrientes adherirá con discrepancias al decreto por el cual la presidenta Cristina Fernández de Kirchner resolvió coparticipar las retenciones a la soja, una medida a la que volvió a tildar de confrontativa.
El primer mandatario sostuvo en declaraciones radiales que “en las próximas horas firmaremos la norma que corresponda para adherir a este mecanismo que establece la Nación pero dejando en claro en los argumentos que nuestro pensamiento es otro: queremos que se coparticipe como corresponde el IVA y el impuesto a las ganancias, que son las principales fuentes de recursos del Gobierno Nacional”.

“Nuestra adhesión , entonces, será a efectos prácticos pero sin que ello implique coincidencias políticas con la medida aplicada por el Gobierno Nacional, que desde nuestro punto de vista busca hacer confrontar los intereses de las provincias con los intereses de los productores, a quienes continuaremos apoyando en sus demandas”, sostuvo Arturo al programa “La Clave”, por Radio Sudamericana.

Para Arturo, “está bien claro que con este reparto de las retenciones a la soja no se resuelven problemas de fondo ni se disminuye la conflictividad, por eso nuestra posición como provincia siempre ha sido recurrir a los instrumentos institucionales que nos proporciona el Congreso para debatir allí políticas de fondo tanto en lo que respecta a la coparticipación como en lo que atañe al campo”.

“Ya desde el año pasado nosotros fuimos claros en ese sentido. Y lo seguimos diciendo hoy: hay que generar espacios para el debate amplio en busca del consenso que permita destrabar la situación de conflicto que hoy vive el país, además de aplicar las leyes que indican que las provincias tienen que recibir más recursos de la Nación pero no mediante estos mecanismos como el llamado fondo de la soja”, especificó.

Recordó en tal sentido que “hoy la Nación coparticipa IVA y Ganancias en un 25 por ciento del total de su recaudación a las provincias, cuando en realidad debería aportar un piso de 34 por ciento y desde allí nosotros buscaremos la manera de ir subiendo en forma escalonada ese porcentaje hasta llegar hasta un 50 o un 52 por ciento para las provincias; ese es nuestro pensamiento y será plasmado en el decreto de adhesión”.

“Nuestra decisión de adherir al decreto nacional 206 también tiene que ver con los intereses de los 67 municipios de la provincia que recibirán, como la provincia, recursos extras, pero siempre con el convencimiento de que no es una solución de fondo y en virtud del marco de crisis que estamos viviendo”, añadió el primer mandatario.

Para el titular del Ejecutivo provincial, la adhesión de Corrientes al decreto de la presidenta no será un respaldo a la medida sino “una forma de manifestar nuestras diferencias porque en los fundamentos vamos a dejar sentado que la única forma de resolver los problemas de fondo es recurriendo a una ley que salga del Congreso Nacional”.

Esto vale tanto “para la problemática del campo en su demanda de una disminución de las retenciones como para establecer reglas claras en lo que respecta a la distribución de los recursos coparticipables, porque es evidente que este Gobierno Nacional no tiene apego por las reglas claras y eso se demuestra incluso en el cambio de fecha de las elecciones que está impulsando”.

Finalmente, el primer mandatario advirtió que no adherir al decreto del fondo sojero como una demostración admonitoria de Corrientes a la política nacional sería “un error porque la provincia perdería recursos que estarían en el orden de los 180 o 200 millones de pesos al año, los cuales irán a parar a otras provincias que sí cumplan con este requisito de adhesión que exige el Ejecutivo Nacional”.

Arturo también despejó dudas acerca de la mecánica de adhesión, dado que “en principio lo haremos mediante un decreto provincial pero si fuera necesaria una ley enviaremos el decreto a la a la Legislatura para que sea ratificado o no”.

Comentá la nota