Arturo reglamentó los límites del Iberá y el ordenamiento de Bosques Nativos

El gobernador Arturo Colombi rubricó en las últimas horas de este viernes dos decretos: uno reglamenta los límites de la Reserva Iberá, que incluye además las denominadas buenas prácticas agrícolas que se deben ejercer dentro del área protegida, mientras que el segundo establece el ordenamiento territorial de Bosques Nativos con su flora, fauna y ecosistemas incluidos.
Un mes atrás Arturo ya había anticipado que rubricaría las medidas, en el marco de la presentación del trabajo terminado de ordenamiento territorial de Bosques Nativos y además –con otro decreto- anunció que reglamentaría los límites de la Reserva Iberá.

“Estamos dando el marco de seguridad jurídica en la provincia protegiendo nuestros suelos para conservar tierras productivas y resguardar nuestro medio ambiente”, comentó el mandatario al informar sobre la emisión de ambos decretos en las últimas horas de ayer.

Ambas cuestiones son históricas porque representan un avance superlativo en materia jurídica y de producción, para los futuros inversores las normas les indicarán en qué suelos se puede producir y qué tipo de actividades son las más redituables en determinados territorios de la provincia.

Muchos productores ya aplican estos manuales de buenas prácticas, lo que además de mejorarles su producto, les genera un valor adicional dentro del mercado porque justamente ellos están certificando que su forma de producir es compatible con el medio ambiente.

En ambas medidas antes de ser redactadas y emitidas por el gobernador, se llevó adelante un extenso trabajo con expertos del CONICET, la UNNE, el INTA, Gabinete de Investigaciones Antropológicas; en el caso puntual de la reserva del Iberá se destacó los aportes hechos por la Dirección de Recursos Naturales y su par de Recursos Forestales, la subsecretaría de Turismo, subdirección de Parques y Reservas, el ICAA, la dirección de Catastro y el registro de la propiedad inmueble.

Una vez elaborado un trabajo de diagnóstico y relevamiento del ecosistema (Sistema Iberá/ Bosques Nativos), con las opiniones y recomendaciones de cada una las instituciones y la elaboración de cartografía, se elaboró la propuesta de zonificación y lineamientos para dichas áreas.

Además, en el marco de esos trabajos que demandaron un poco más de un año se abrió un proceso participativo de consulta y opinión hacia los sectores privados, productivos, de medio ambiente y de turismo,

En el caso de Iberá fueron talleres participativos y en el caso del ordenamiento territorial de los Bosques Nativos, se dio a través de reuniones de trabajo y de Audiencias Públicas, una por cada región fitogeográfica de la Provincia.

Cuando todos esos pasos administrativos, legales, jurídicos y sobre todo de concientización en la gente terminaron, se elaboraron los textos finales que fueron firmados ayer por Arturo y el ministro de Producción, Trabajo y Turismo.

Comentá la nota