Arturo manifestó a pastores su oposición a proyecto ricardista de registro de culto

El líder del Frente de Todos y candidato a la reelección como gobernador de la provincia, Arturo Colombi, recibió hoy en Residencia 2 a representantes de iglesias evangélicas de Corrientes ante quienes manifestó su fuerte oposición a un proyecto del ricardista Manuel Aguirre que propone la creación de una Secretaría de Culto
En compañía de su compañero de fórmula, el candidato a vicegobernador Armando "Eric" Martínez, Arturo compartió la mañana con el Secretario de Relaciones Públicas Internacionales del Sindicato Obrero Marítimos Unidos (SOMU), Juan Nicolás Fuentes, y el representante de la Confraternidad de Pastores Evangélicos de Corrientes, Barsellos.

"Una de las preocupaciones más profundas del sector es un proyecto de ley del legislador ricardista Manuel Aguirre que pone en situación de inseguridad a todos los cultos y que transmite peligro y zozobra espiritual a nuestros hermanos de las iglesias evangélicas", explicó el ya electo senador provincial por el Frente de Todos, Noel Breard.

"Arturo Colombi es respetuoso de la libertad de culto y va a actuar en consecuencia, ese fue el compromiso asumido con las iglesias", afirmó el hombre del Partido de Todos, quien agregó en el mismo sentido que "no podemos desconocer la Ley Nacional de Culto, que es la única que autoriza las religiones institucionales en el país".

Al ser consultado sobre contrapropuestas del Frente de Todos en torno a este tema en el ámbito de la Legislatura provincial, Noel Breard fue claro al afirmar que "la mejor ley de culto provincial es la que no hay", sobrevolando la inconsistencia de la propuesta presentada por la oposición.

Mediante una carta abierta, tiempo atrás los evangelistas locales pidieron que el proyecto de Manuel Aguirre no sea puesto al análisis legislativo por considerarlo "una amenaza a la libertad de cultos" además de reunir "características inquisidoras y discriminatorias", lo que generó que el ricardista retirara el expediente y prometiera modificaciones.

El proyecto en cuestión que ingresó a la Cámara de Diputados prevé la creación de una Secretaría de Culto, cuyas funciones sean las de conformar un registro de los diferentes cultos que se practican en la provincia donde se especifiquen a las autoridades a cargo de cada una de las iglesias.

Sin embargo, exige que todos los cultos, a excepción del Católico, deban registrarse cumpliendo una serie de pautas "con fines estadísticos, de información oficial para los habitantes y de ordenamiento administrativo", según consta en el proyecto.

En respuesta, desde las iglesias evangélicas de Corrientes explicaron a la comunidad que "ningún culto religioso fue consultado, sólo el católico", al tiempo que se identificaron "algunos puntos turbios" de consecuencias no evaluadas.

La superposición superflua de funciones entre la secretaría esperada por el ricardismo con la Ley Nacional de Culto ya existente, sumaron descontento en el sector, que rechazó enfáticamente la propuesta.

Comentá la nota