Arturo insistió en que se debe mejorar la relación Nación-Provincias

Lo dijo en una rueda de prensa en el marco de la inauguración de la línea 911. Criticó la forma en que el gobierno de Cristina acepta recibir a los gobernadores. Anticipó que Corrientes rechazará el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal que intentan aprobar, porque deriva nuevamente en un funcionario nacional la decisión de quién podrá refinanciar sus deudas.
Tras inaugurar un sistema de vigilancia con video y línea 911 como ya lo tienen otras cinco provincias, el primer mandatario provincial enunció conceptos políticos federalistas. Se quejó sobre todo porque en los últimos tiempos Nación recibe a aquellas provincias que amenazan que emitirán bonos y a las demás las desoyen.

Arturo Colombi considera que se deben replantear esos conceptos y adoptar uno más federalista. Sin distinciones de los colores políticos. Justamente en esta línea de pensamiento federal que comparte con Julio Cobos señaló que se opondrá la provincia al proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal que se intenta sancionar.

El argumento es que se dejará nuevamente en manos de un funcionario nacional la decisión de a qué jurisdicción se les refinanciarán las deudas y a cuáles no. Es un reclamo que Corrientes plantará batalla porque en 2008 la presidente de los argentinos demoró considerablemente el Plan de Asistencia Financiera y en este 2009 aún no fue llamada para firmarlo.

Convenio este que le permitirá a la provincia reprogramar una deuda de casi 300 millones de pesos. Que si se le suma a los 220 millones de 2008, la cifra se eleva a unos 500.

Por ello el primer mandatario aludió también que debería aprobarse cuanto antes en la Legislatura, sin firmarlo, el PAF 2009. Y si es necesario ir "con los trabajadores" al recinto para que los legisladores no se opongan, está dispuesto, "cuando quieran" dijo.

Es que esas trabas, argumenta el gobierno, redundaron en que no se pueda dar un aumento a los empleados públicos. En este aspecto aprovechó el gobernador para recordar que el sector docente apoyó a fines de 2008 la no aprobación del PAF y en los primeros meses de 2009 salieron a pedir una suba salarial, lo cual siempre considerado por esta administración como "una contradicción" que roza lo ilógico.

Comentá la nota