Arturo dice que se pagará el aguinaldo o aumentará salarios

En una entrevista que le hiciera el diario de los Mitre para conocer su postura sobre la actitud política de su primo y sucesor, el actual mandatario negó que Corrientes esté al borde del colapso financiero. Insiste en que Mosquera y Zampa están detenidos por cuestiones políticas, carga en este sentido contra el fiscal César Sotelo como "ariete de Ricardo Colombi" y dice que no tendrá problemas en dar explicaciones si la justicia lo cita. Además anticipa que dará pelea por la conducción del radicalismo correntino. "Con Sanz y Aguad hay una nueva conducción y el otro sector (el de Ricardo) otros ya dejó en claro que es kirchnerista". La autocrítica: haber nacionalizado la elección.
Arturo Colombi dialogó en días pasados con el diario La Nación (la entrevista se publicó ayer) y aprovechó para negar que Corrientes esté a las puertas de un colapso financiero como dice su primo y sucesor, Ricardo Colombi. Y no sólo eso, además anticipó que terminará su gestión pagando aguinaldo o bien concediendo un aumento de salarios. Revelador.

"No sé por qué lo hizo, ni por qué dijo que apoyaría a Néstor o Cristina Kirchner. La provincia está saneada y el año que viene va a tener más fondos que los que tuve yo", señaló Arturo al diario de los Mitre, que ayer en un editorial de Joaquín Morales Solá, destrató al gobernador electo.

Cuando el enviado especial del matutino le preguntó por los dichos de Ricardo, acerca de que deja, supuestamente, una provincia destruida, Arturo respondió: "No es así, los radicales jugaron a desgastarme siempre. Morales y los K trabaron la posibilidad de refinanciar deudas, y es cierto que hay una deuda flotante. Pero voy a dejar el poder con todo pago; de hecho, analizo pagar el aguinaldo o aumentar los sueldos.

Y añadió, en este sentido, que "hay dinero para afrontar, y el que venga tendrá una reasignación de recursos de un 15 por ciento".

Colombi también demostró no temer un supuesto embate judicial, como anticipan sus opositores, dados los antecedentes de su secretario privado, Diego Mosquera, y su ex director de Información Pública, José Luis Zampa, ambos acusados de supuestos delitos.

"Daré las explicaciones si me cita la Justicia", aseveró Arturo. "Los que están presos están ahí por una cuestión política. El fiscal Sotelo es un ariete de Ricardo Colombi. A Mosquera lo acusan por un error bancario y lo de Zampa es inaudito, gastamos en publicidad lo que nos autoriza el presupuesto".

Con respecto a lo político y su futuro inmediato, el gobernador actual dice que "tenía la certeza de que [Ricardo] iba a terminar con Kirchner y promete que disputará un lugar en la futura conducción radical de la provincia. "Los otros están con Kirchner. ¿Cómo van a conducir el radicalismo de Corrientes?", pregunta.

También contraataca cuando se le expone que sus diputados votaron la reforma política y que él también podría ser considera K. Entonces exclama: "¡Es que necesitamos partidos sólidos! No nos podemos negar", explica.

Cuando el cronista lo acicatea y quiere saber si habla en serio acerca de su deseo de volver a la UCR, Arturo dispara: "Es que no hay discusión. Con (Ernesto) Sanz y (Oscar) Aguad hay una nueva conducción y el otro sector [el de Ricardo] ya dejó en claro que es kirchnerista".

Sobre el final, como autocrítica, señala el "haber nacionalizado la campaña". Pero justifica: "Tuvimos la crisis del campo y luego la internacional. Morales se equivocó: no se dio cuenta de que éste es un gobierno radical, y le jugó en contra por su interna con Cobos".

Comentá la nota