Arturo Colombi le vendió a Kirchner por 100 millones de pesos el voto de Anahí Sánchez

Política: La senadora nacional correntina venía votando con los radicales en los últimos años y responde al saliente gobernador. La oposición dice que el cambio subrepticio obedece a presiones de Néstor Kirchner pero la verdad desnuda un negociado.
El anuncio sorprendió a propios y, sólo quizás, a extraños. La senadora María Dora Sánchez, integrante del bloque cobista Consenso Federal, anunció este martes que, a diferencia de lo que venía haciendo en los últimos años, no acompañará al radicalismo en la votación de la Ley de Medios que impulsa el Gobierno. Por el contrario, dijo que votará a favor del proyecto kirchnerista tanto en general como en particular.

La legisladora, que responde al gobernador de Corrientes, ex radical K y ex cobista Arturo Colombi, argumentó que cambió su postura porque sus asesores "estuvieron trabajando con la ley" y la convencieron de que asumiera esa posición. "Seguramente la voy a aprobar en general y en particular. Necesitamos un cambio en la Ley de Medios", expresó sin medias tintas.

Pese a estas declaraciones, cuando se comunicó con el vicepresidente Julio Cobos para anunciarle su decisión le dijo que "había que llegar a fin de mes", explicando que la provincia no tenía mas fondos para el pago de sueldos y esa fue una de las razones de la entrega. En otras palabras y pese a los anuncios oficiales, Corrientes tiene la caja vacía.

El anuncio sorprendió a los integrantes del bloque radical del Senado, que encabeza Ernesto Sanz, que estaban acostumbrados a que la correntina votara con ellos.

De inmediato, en la UCR deslizaron que la decisión de la senadora respondería a las presiones del ex presidente Néstor Kirchner y apuntaron específicamente a una reunión entre el actual gobernador Arturo Colombi –derrotado por su primo Ricardo Colombi, también radical-, y el ex mandatario.

En esa reunión Arturo Colombi arreglo la entrega del voto de Dora Sánchez a Kirchner, y de José María Roldan a futuro, a cambio de algo más de 100 millones de pesos, de los cuales un porcentaje iría supuestamente a parar a obras públicas, otro a sueldos y otro para un "incentivo".

Sánchez, senadora desde 2005 hasta el 2011, integra el bloque Concertación Plural, que presidido por el rionegrino Pablo Verani y que expresa al cobismo en la Cámara alta. Abandonará su banca el 10 de diciembre.

En el oficialismo confían en que, con la voltereta de la correntina, el kirchnerismo podría evitar que la oposición e incluso algunos oficialistas consigan modificar los artículos más polémicos del proyecto. Si hay cambios en el texto, el mismo debería volver a Diputados. Pero si se aprueba en el Senado tal como lo sancionó la Cámara baja, ya sólo le quedaría su promulgación para convertirse en ley.

La sesión especial a la que convocó el oficialismo para discutir el proyecto en el Senado está prevista para el viernes a partir de las 11.

Comentá la nota