Arturo Colombi en Luján con Julio Cleto Cobos

El gobernador Arturo Colombi resaltó el legado de paz del Papa Juan Pablo II, quien nos demostró que con diálogo se pueden evitar los conflictos más graves, al reflexionar junto al vicepresidente Julio Cobos sobre la importancia de la mediación que el desaparecido pontífice encabezara hace 30 años, recordada esta tarde en el marco de una misa celebrada en la Basílica.
El primer mandatario correntino y su correligionario Cobos se encontraron en la nave principal del tradicional templo religioso mientras aguardaban el arribo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, oportunidad en la que intercambiaron conceptos sobre la relación Nación-Provincia y saludaron la idea del Episcopado de conmemorar la mediación papal de consuno con Chile, país con el que la Argentina se aprestaba a entrar en guerra en 1978.

"Debemos tomar como ejemplo las actitudes de grandeza de Juan Pablo II, por eso le estamos rindiendo este homenaje y nadie mejor que el vicepresidente para testimoniar lo vivido por los argentinos en aquellos tiempos, porque él estuvo en el frente de batalla como oficial del Ejército", destacó Arturo minutos antes de la ceremonia encabezada por monseñor Jorge Bergoglio.

El vicepresidente, por su parte, recordó brevemente que "en diciembre de 1978 el Ejército me convocó en mi condición de oficial de reserva y supe que marchábamos a una muerte segura; con su mediación Juan Pablo II me salvó la vida a mí y a muchos jóvenes que estuvimos a punto de iniciar el conflicto bélico".

Para Cobos, "las enseñanzas del Papa Juan Pablo II cobran mayor vigencia que nunca en estos tiempos", punto de vista con el que coincidió el gobernador Colombi al remarcar que "los correntinos nos sentimos muy cercanos a la figura de Juan Pablo II porque nos visitó en nuestra tierra y porque nos dejó un camino a seguir para construir una sociedad mejor".

No faltó oportunidad para sobrevolar los asuntos de política de Estado que tanto el gobernador como el vicepresidente comparten en cada uno de sus encuentros, entre ellos el futuro del país en medio de la crisis internacional y las implicancias de ese fenómeno mundial en provincias como Corrientes, con fondos retenidos por la Nación sin razones justificables.

Arturo señaló en el diálogo con el vicepresidente que todavía Corrientes espera los desembolsos del Programa de Asistencia Financiera, razón por la cual Cobos expresó su solidaridad con la provincia, a la vez que dio por descontado que "la gestión del gobernador seguirá siendo exitosa porque tiene una administración fuerte y saludable desde el punto de vista fiscal".

Aunque estuvo a metros de la presidenta, por razones de protocolo el gobernador Arturo Colombi no pudo departir con la jefa de Estado, quien fue ubicada por los organizadores en un reclinatorio especialmente ubicado delante de las filas de asientos reservadas para las demás autoridades, lo que le permitió ser testigo directo de la distancia que mantiene Cristina Fernández de su compañero de fórmula después del famoso "voto no positivo" a favor del campo.

Comentá la nota