Arturo Colombi gasta millones de cuentas públicas en sus últimas horas de campaña

Política: Todo parece valer con tal de sumar algún voto más. Desde la compra de dirigentes e intendentes hasta vaciar depósitos de desarrollo humano regalando todo lo que hay adentro. La deuda con la que se encontraría el próximo gobierno es impredecible.
En busca de una reelección que parece cada vez más difícil, el gobernador Arturo Colombi se dedicó a gastar millones de pesos de fondos públicos para comprar voluntades plata en mano y para tratar de llegar con publicidad a los correntinos a costos elevadísimos.

Así por ejemplo, esta noche ordenó televisar en directo para toda la provincia el acto de cierre del Frente de Todos realizado en el barrio Laguna Seca pagando mas de 300 mil pesos por el servicio con ordenes de publicidad de la Dirección de Información Pública firmadas por su titular José Luis Zampa, aunque de las contrataciones se encargaron desde la polémica Agencia Corrientes, allanada en las últimas horas por orden de la justicia por ser el epicentro de enormes negociados con pauta publicitaria.

Pero tal vez una de las cosas mas llamativas fue el pago de 4000 pesos en mano a cada intendente que pasó por su despacho a rendirle honores y prometerle fidelidad para el día del ballotage. Los jefes comunales radicales Eduardo Cornaló, de Monte Caseros, y Mateo Maidana, de La Cruz, fueron algunos de los que se sumaron a los Liberales, de San Roque, Alvear y Carlos Pellegrini.

Aunque fueron pocos los jefes comunales que aceptaron el convite y el regalo, no todos demostraron lealtad cuando salieron del despacho central de la Casa Rosada o de la residencia 1. Un jefe intendente por ejemplo, tras salir con los bolsillos llenos no tuvo empacho en comentar risueño a un partidario: "No hay que dejar pasar la oportunidad, ya que esta generoso agarremos, total el lunes después de la paliza que le vamos a dar ni se va a enterar de quienes lo votaron y quienes no".

Por otra parte, no hubo emisora radial que no recibiera denuncias de vecinos de Corrientes y de otras localidades del interior provincial, alertando sobre la entregha indiscriminada de mercaderías y elementos desde los depósitos de desarrollo humano, pero acompañada de la boleta del Frente de Todos.

En Corrientes, por ejemplo, en calle Tucumán al 500, pleno microcentro, y en el Barrio La Vizcacha y por calle Madariaga al 1700, desde galpones donde se guardan elementos de Desarrollo Humano para atender emergencias, se regalaba bolsas de mercaderías, colchones y chapas a todo aquel que se le acerque con documento de identidad y que manifieste su voluntad de votar por el primer mandatario. En muchos casos debían dejan el documento para que otro votara por él el domingo con la promesa de devolvérselo el lunes.

El intento de compra de punteros barriales de otros partidos también esta a la orden del día por estas horas. Ofrecen 300 pesos por cabeza, y conforme transcurren las horas y los números siguen sin cerrar las ofertas se incrementan.

Todo vale con tal de tratar de dar vuelta una historia que los consultores califican de irreversible. Los síntomas del comienzo de la retirada ya comenzaron a sentirse en Casa de Gobierno. Allegados al primer mandatario que en los últimos tres años facturaron al estado millonarias sumas en obras públicas y publicidades truchas ya desactivan sus "cuevas" y apuran el cobro de sus últimos expedientes, pero sin generar nuevos para no dejar "rastros hacia delante". Síntomas todos que en el entorno mismo del gobernador Arturo Colombi saben que la derrota electoral el domingo es irreversible.

Comentá la nota