Arturo Colombi ahora ve una conspiración nacional

El gobernador Arturo Colombi habló esta noche por una cadena de radio y televisión de la provincia para denunciar una "conspiración" nacional y provincial que incluye "una movida judicial que busca perjudicar el normal desarrollo del proceso electoral en Corrientes".
El gobernador de la provincia Arturo Colombi, salió hoy por una cadena de radio y televisión de toda la provincia tratando de convencer a los correntinos de la existencia de una conspiración, uno de cuyos pasos es la detención de su secretario privado, con el objetivo final "de afectar al Gobierno provincial, pero teniendo como blanco a mi aliado y amigo personal, el vicepresidente Julio Cobos".

En el breve discurso que leyó y que fue escrito por su secretario de información pública José Luis Zampa y su asesor de imagen Luis Costa Bonino, calificó la detención d e su secretario Diego Mosquera, acusado de enriquecimiento ilícito, fraude a la administración pública y peculado de uso, como una maniobra que "afectar la imagen de nuestra administración, y cuya lectura debe hacerse en el marco de la actual campaña electoral de cara a las elecciones de 13 de septiembre".

"Esta ofensiva política dijo Colombi- es además un ataque mezquino a un gobierno que, desde el inicio de su gestión, ha defendido con absoluta firmeza los intereses de todos los correntinos. Esta embestida política no es sólo provincial sino que responde a una estrategia implementada desde el núcleo de poder central de la Nación, para afectar al Gobierno provincial, pero teniendo como blanco a mi aliado y amigo personal, el vicepresidente Julio Cobos" argumentó Arturo, quien por la mañana había admitido haber cometido el delito de usar el avión sanitario oficial para ir de vacaciones.

Colombi, que nada dice del enorme progreso patrimonial de Mosquera, asegura estan enfrentando "la ofensiva de una alianza nacional y provincial, formada por el ex -presidente Néstor Kirchner, el Presidente de la UCR Nacional, Gerardo Morales y el ex -gobernador Ricardo Colombi". "Estas tres personas están unidas por una misma actitud de enemistad y rencor contra el vicepresidente Julio Cobos y contra mi persona. Ellos han tratado de estrangular económicamente a nuestra provincia y desestabilizarnos con una ofensiva sindical y judicial" dijo el gobernador.

En ese punto volvió a la carga con las denuncias que en algún momento recibió Francisco De Narváez, con el tema Efedrina antes de las últimas elecciones, pero obviando, claro está, que en ese caso no hubo no sólo pruebas sino tampoco indicios de que esto pudiera ser así, cuando en el caso Mosquera, y en el suyo propio, están a la vista las cuentas bancarias, las auditorias del Banco central, los informes de la AFIP, las propiedades de su secretario privado y hasta el testimonio de los pilotos oficiales que, por lógica deducción también serían parte del complot por haber declarado la vedad ante la Justicia.

Colombi dividió las aguas según su convencimiento: "Quiero que sepan -dijo- que las opciones en Corrientes son cada vez más claras: de un lado está un pacto oscuro de dirigentes derrotados, unidos por el rencor. Del otro lado, del lado de Corrientes, estamos quienes apostamos a un país verdaderamente federal y justo y a una provincia desarrollada y democrática", sólo le falto involucrar a la CIA, el Mosad, el Hombre Lobo y El Pombero.

Comentá la nota