El arturismo lanzó a su candidato a intendente

El arturismo, como vertiente radical del Frente de Todos, lanzó anoche al doctor Eduardo Tassano como su candidato a intendente capitalino, quien aparece precedido por el prestigio que le depararon sus gestiones privadas como director del Instituto de Cardiología y presidente del Club de Regatas de Corrientes.
La presentación se dio ante un marco importante de público y simpatizantes, y lo sobresaliente de dicho acto, que fue realizado en un escenario tipo cábala para la alianza gobernante -el Hotel de Turismo-, fue la particularidad de que quedó en evidencia, por un lado, que Arturo pudo disciplinar a los distintos exponentes de ese sector que hasta no hace mucho resistían la precandidatura de Tassano, señalando entre otras cosas su "falta de militancia". Algo que el dirigente muchas veces tomó a la chacota.

Y el otro dato importante es que del lanzamiento no participaron ninguno de los sectores aliados al radicalismo en este Frente, de modo que la postulación del cardiocirujano aparece como una más dentro de la oferta oficialista y, al parecer, deberá compulsar con otros ya anotados.

Esto, a su vez, abre un interrrogante sobre cómo encarará la alianza gobernante las elecciones del año que viene: ¿tendrá distintas boletas colectoras en la Capital, que ayudan a la boleta provincial?

Tassano, en diálogo con el periodista Alejandro Petroff -La Clave, por FM Sudamericana- dijo ayer que no cree "en héroes y salvadores, creo en procesos y planeamientos estratégicos. Poner a la ciudad en un camino de crecimiento. Esos son los puntos que evaluamos", señaló, para destacar la importancia de conformar equipos de trabajo. En este caso, dijo que los suyos contarán con profesionales calificados y muchos jóvenes. "Creo que hay que tener la gente preparada para que pueda estudiar una ley, resolver un problema de infraestructura o una necesidad social. Hoy veo la gente joven que quiere participar técnicamente con lo que sabe, voy a contar con gente de esta característica".

"Tenemos -añadió- que evaluar el desarrollo económico, para que más que ingresos y egresos podamos ver nuevas fuentes e inversiones, emprendimientos que modifiquen el perfil de la ciudad. Esto se ha hecho en otras ciudades, independientemente de los gobiernos nacionales y provinciales de turno. Es un proceso largo, de seguir uno a otro. Porque cuando se inicia un camino y ya hay cosas hechas, es más fácil seguir saltando y hacer más cosas", explicó.

"Tenemos que pensar qué ciudad queremos y cómo la queremos y trabajar en función de ello. Hay que ser conscientes de la temporalidad y tratar de hacer esto para sumar mi granito de arena", aseveró.

Comentá la nota