Arslanián sí tuvo pueblada por la que "echó" a toda la cúpula

Convidado por el propio Stornelli, el ex Ministro de Seguridad bonaerense reapareció en la discusión pública en materia de seguridad, protagonista por estas horas de un cruce mediático con la gestión provincial, a la que le enrostró, hoy, que durante su gestión al frente del Ministerio de Seguridad, durante la gestión Solá, él –dijo- "no" tuvo "puebladas"
No fue casual la afirmación de Arslanián en medio de la dura reacción de un grupo de vecinos de Wilde que a lo largo de la última semana salió a reclamar mayor seguridad, en lo que muchos interpretaron, ciertamente, como el gérmen de una pueblada. Los dichos del ex Ministro de Solá, sin embargo, contrastan con los archivos de su gestión al frente de la cartera de Seguridad: a fines de junio de 2004, durante su gestión, echó a un Jefe de la Policía de los que menos duraron en el cargo por una verdadera pueblada, ocurrida en el distrito bonaerense de Tres Arroyos.

Los hechos se desencadenaron cuando un grupo de vecinos de esa ciudad que participaban de una marcha en reclamo de mayor seguridad, apedreó la comisaría 1º de Tres Arroyos y provocó serios daños no sólo en el edificio de la sede policial, sino en varios de los vehículos estacionados alrededor de la comisaría.

La pueblada que terminó con una de las tantas purgas que caracterizaron la gestión de Arslanián, se generó tras la muerte de Gonzalo Ferretti, un pibe que –incluso- no había muerto como consecuencia de un hecho delictivo propiamente dicho, sino tras participar de una violenta pelea entre dos bandas a la salida de un boliche. Pero su caso rebalsó en vaso de la furia vecinal, y desató la manifestación.

Los serios incidentes frente a la seccional de policía, ocurrieron exactamente el 28 de junio de 2004 y fueron protagonizados por un grupo de no más de 30 personas, que participaban de una manifestación con más de 800 personas, encabezadas todas –incluso- por el propio intendente Local, Carlos Sánchez. El reclamo de mayor seguridad en el marco de aquella pueblada tuvo, además, otra particularidad: participaron de la movilización el fiscal y el Juez de Garantías de Tres Arroyos, Carlos Lemble y Rafael Oleaga.

Precisamente la participación de estos dos funcionarios judiciales, que fueron agredidos por un puñado de manifestantes, desató la ira del por entonces Ministro Arslanián, quien decidió por ese hecho, además de por los destrozos ocasionados en la Seccional de Policía y en varios vehículos estacionados a lo largo de la movilización, echar a toda la cúpula policial por "falta de previsión por parte del Coordinador General de las policías de la Provincia; del Jefe departamental y del Jefe de la Comisaría primera" de ese distrito. Todos, además, acusados por Arslanián por "inacción evidenciada en la protección debida a los miembros del poder judicial".

En la furia del ex ministro por la pueblada cayó el por entonces Jefe de la Policía de la Provincia, Ernesto Lamardo quien no alcanzó ni a ubicarse en su despacho –que no ocupó ni dos meses seguidos-, quien fue reemplazado por Héctor Horacio Iglesia, padre del joven Horacio Iglesia Braun, asesinado junto con su novia María Victoria Chiaradía, cerca de Bahía Blanca, en agosto de 2000, un doble crimen que sigue impune.

Comentá la nota