ARSA necesitará este año un auxilio de 13 millones

Así podrá asegurar el servicio de agua y cloacas.Incorporarán 60 mil medidores a la red domiciliaria.
Aguas Rionegrinas necesitará este año un aporte extraordinario del Tesoro provincial de unos 13,5 millones de pesos para conseguir en el curso de los dos próximos ejercicios la cobertura casi total en el área concesionada, tanto en los servicios de agua potable como de cloacas. El resultado financiero anterior arrojó un déficit de 3,3 millones como consecuencia del retraso tarifario.

La empresa asignó recursos totales por 66 millones, tras lo cual comenzó a delinear su plan estratégico 2009-2011, según se decidió en el curso de la asamblea general ordinaria. El plenario acordó capitalizar 11,2 millones en concepto de aportes recibidos por Tesorería durante 2008.

El gerente general Jorge Isaac puso en marcha ayer el nuevo programa de actividades destinado a mejorar la infraestructura de operación y la incorporación de nuevas tecnologías en función de optimizar costos y asegurar la atención de los usuarios.

Se pronunció en favor de lograr el mayor grado de autofinanciamiento posible en el marco de las restricciones impuestas por el desajuste registrado entre las tarifas de los servicios frente a los altos costos de operación de mantenimiento.

El balance atribuyó las pérdidas a que el ente regulador estableció un reajuste tarifario del 60 por ciento contra un 65,2 requeridos. Aún así, explicó el directivo, se mejoraron los ingresos en un 32,4 por ciento. "Queremos agregar eficiencia, pese a que las tarifas no acompañan", insistió.

Otro de los objetivos puntuales será incorporar unos 60.000 medidores a la red domiciliaria como método de cobro considerado más justo y equitativo, soslayando el sistema presunto de facturación que no permite controlar con puntillosidad el nivel de consumo de agua. Dentro de estas expectativas, se encuentra la cautela de bajar en 100 litros el exceso de gastos de agua que se inscribe en 500 litros por habitante y por día.

En la actualidad, sobre cada 100 pesos facturados, recauda entre 55 y 60 pesos, es decir que casi un 45 por ciento de un padrón compuesto por cerca de 162.000 usuarios no paga. Un 10 por ciento de quienes no cancelan las facturas pertenecen a la línea de pobreza o se encuentran desocupados, y por lo tanto se les subsidia la tarifa. Otro 10 por ciento que no es atendido por el fondo de desocupados dejó de abonar las facturas, y el resto (25 por ciento) -según la interpretación de la empresa- "no paga porque no quiere".

En el programa anunciado ayer se soslayó la asignación exclusiva de obras en virtud de que existe un acuerdo con el Departamento Provincial de Aguas (DPA), con el propósito de recurrir a financiamiento externo. Los emprendimientos tendrán consenso entre ambas partes, estableciéndose como prioridad el Plan Director San Antonio-Las Grutas con ampliaciones de redes para atender la demanda de 20 años por un valor de 40 millones de pesos.

En la misma línea se encuentran el ensanchamiento de la planta potabilizadora de Allen y la reparación del acueducto a Sierra Grande.

Isaac se comprometió también a poner bajo tratamiento el ciento por ciento de los residuos cloacales de las localidades que viertan en el río Negro con la finalidad de preservar el recurso.

Comentá la nota