Arroyo: “No vine acá a ser simpático, vine a ordenar la ciudad”

Arroyo: “No vine acá a ser simpático, vine a ordenar la ciudad”

El Intendente decretó la caducidad de la concesión del Paseo Hermitage y llamó a una conferencia de prensa para hacer campaña: "Comenzó una época en la que Mar del Plata y Batán pertenecen a sus ciudadanos y no a los empresarios".

En el marco de la firma del decreto que finalizó con la concesión del Paseo Hermitage a mano del empresario Florencio Aldrey Iglesias, el intendente Arroyo aprovechó para realizar una conferencia de prensa donde dejó un claro mensaje de campaña.

“Soy marplatense de nacimiento y sobre todas las cosas quiero a esta ciudad”, dijo, y agregó que “actúo en consecuencia. A partir de hoy no habrá más poderosos. Acá no habrá más empresarios dueños de nada. Van a tener que respetar la voluntad del pueblo y cumplir con todas las leyes. El hecho de que la Municipalidad estuviera quebrada cuando asumí está demostrado por cosas como ésta”, aseguró.

“Acá hay responsables políticos que firmaron esto. Lo digo claramente: muchos se han callado por miedo, por complacencia, porque es mucho más cómodo callarse la boca que decir las cosas como son. Pero esta es la realidad. Siempre la mantuve, siempre fui coherente desde el principio. No vine acá a ser simpático, vine a ordenar la ciudad. Hoy el sindicato no me amenaza tres días antes con que no va a trabajar si no pagamos los sueldos, porque hoy Mar del Plata paga los sueldos el primer día de cada mes. Hoy tiene las cuentas comerciales al día. Hoy la ciudad no se tiene que poner de rodillas para conseguir un camión de granza, como me pasó a mi porque nadie nos daba crédito”, puntualizó Arroyo.

Finalmente, el titular del Ejecutivo local señaló: “La clase política, que en este momento está luchando desesperadamente por ocupar mi lugar, hace declaraciones permanentemente insistiendo en que no administramos, o que administramos mal, pero ellos se callan porque durante los ocho años que estuvieron en el Gobierno quebraron la ciudad, remataron todo, destruyeron la administración pública, hicieron trizas todo el sistema. Por eso ayer tuvimos que comprar y reemplazar una cantidad de vehículos enorme en OSSE”.

“Yo creo que llegó la hora de dejar de jugar a la política y empezar a hacer cosas por la ciudad, que es lo que necesita más allá de nuestra suerte personal. Lo reitero: comenzó una época en la que Mar del Plata y Batán pertenecen a sus ciudadanos y no a los empresarios”, concluyó.

Coment� la nota