El arroyo Belgrano se transformó en un conducto cloacal de varios barrios

En días calurosos, el hedor reinante en Km.5 hace difícil la estadía. Para quien va de visita es tolerante pero para quienes deben vivir ahí la situación se transforma en insoportable. Hay vecinos que aseguran que la planta de tratamiento no funciona como tal y piden que al tiempo que se solucione el problema ambiental, las autoridades adviertan a pescadores y bañistas el peligro que significa "disfrutar" del agua contaminada.
El conducto emisario de la Planta de Tratamiento de Km.5 parece tener una extensión insuficiente, que facilita la obstrucción de su destino final: el mar. Es así que los desechos de varios barrios de la zona norte, que en teoría manipula dicha planta, no encuentran mejor salida que el Arroyo Belgrano.

Y como el arroyo no tiene salida al mar, queda todo estancado bajo el puente del lugar y el frente de las casas de los vecinos. La situación fue tan extrema recientemente que se colapsaron las cloacas, levantando tapas y hasta el mismo asfalto que disfrutan desde hace un año.

El problema fue expuesto en detalle por Heriberto y Alberto, dos vecinos del "barrio del Puente", lindante al arroyo pero es compartida por todos los del sector.

Contaminación y desidia

Además del triste cuadro ambiental, el reclamo en común tiene que ver con los fuertes e insoportables olores que despide el ya negro arroyo, que dicho sea de paso se torna peligroso para chicos, desprevenidos y animales al tener sus bordes descubiertos.

De caer ahí no resultaría nada fácil salir, primero por la profundidad de las aguas servidas y luego por lo contaminado que se encuentra el lugar, exponiendo además a los vecinos a enfermedades, ratas y mosquitos y afectándoles su calidad de vida.

"A todo eso se suma que la gente se baña y pesca en la salida del arroyo.

La Municipalidad debe velar por la salud pública, no hay carteles que indiquen la contaminación y para peor se instalaron fogones y el año pasado hasta bañero había, como invitando al desprevenido a tirarse al agua. Y el estado de abandono es total con lo cual la gente sigue tirando todo tipo de basura, tal es así que hasta carrocerías hay", se quejó Heriberto.

Según comentaron los vecinos, la cuestión ya fue expuesta en reiteradas y nada fructíferas reuniones con autoridades de Medio Ambiente del Municipio y en reclamos ante la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL).

Ante esta situación los vecinos se cuestionan, "si no se mantiene destapada en forma eficiente la salida del arroyo al mar que hoy por hoy parece ser la única alternativa que se propone, porque no hay soluciones de fondo, ¿tal vez los cortes de ruta sean la solución? Debemos hacerle saber que la desidia es la peor compañera de cualquier gestión y basta con mirar el estado de toda la ciudad para concluir de quien están acompañados los que nos gobiernan", remarcaron.

Comentá la nota