Arroyo advirtió sobre problemas de tránsito y desagües en la nueva Terminal de Ómnibus

El concejal, Fernando Arroyo, aseguró a 0223.com.ar que la instalación de la nueva Terminal de Ómnibus en Luro y San Juan "es un gran error" y que el Municipio "debería estudiar urgentemente la forma en la que van a entrar y salir los colectivos de ese lugar". "Volcar de la noche a la mañana semejante cantidad de transporte de carga, va a transformar todo el sistema de vida de esa gente, los va a enloquecer", advirtió el ex Director de Tránsito de la Comuna. También anticipó futuros inconvenientes con el drenaje del agua de lluvia ante la falta de desagües adecuados.
En ese sentido, recordó que "desde que se empezó con esto, hace ya varios años, yo me opuse al lugar porque consideré que era inadecuado" y argumentó: "Siempre pensé que el mejor lugar era la estación de cargas de avenida Juan B. Justo; es un error conceptual juntar dos terminales en un lugar que es tradicional en Mar del Plata, como lo es el barrio de la Estación".

Asimismo, el ex Director de Tránsito de la Comuna, analizó que "lo peor" que ve "es el tema de la circulación vehicular: las calles Italia y Misiones son muy antiguas y finitas, no tienen un pavimento para soportar tanto peso, deberían estudiar urgentemente la forma en la que van a entrar y salir los colectivos de ese lugar".

"Debo pensar que no se han hecho estudios de impacto ambiental, pero tampoco se ve un interés de alcanzar una solución viable en materia de tránsito, porque volcar de la noche a la mañana semejante cantidad de transportes de carga que van a entrar y salir, va a transformar todo el sistema de vida de esa gente, los va a enloquecer", enfatizó.

En tanto, Arroyo destacó que "las calles 9 Julio, 11 de Septiembre, 3 de Febrero, desde San Juan a la avenida Jara, es el sector fundacional de Mar del Plata; ahí vivieron los primeros habitantes de la ciudad, aquellos que trabajaban en el Bristol Hotel y en la pesca en playa Bristol. Es un barrio antiquísimo, histórico y muy tranquilo, por lo que insertar allí una terminal es cambiar desde el punto de vista ambiental todo un sistema de vida".

"Además –advirtió- hay un problema de desagües, porque han cubierto casi dos hectáreas con cemento y no se hicieron los drenajes que correspondían por lo cual, si se desatara un temporal como ocurre muchas veces, todo el agua va a ir a parar a la calle 9 de Julio, con consecuencias incalculables".

Comentá la nota