Los arroceros temen que les suspendan las exportaciones

Jorge Vara, titular de la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz, dijo en la reunión que con la emergencia declarada “Comercio Interior podría salir a frenarnos las exportaciones”. Por ello, pidió que esperen veinte días para tener precisiones sobre el futuro de la producción de arroz en la provincia. De todas maneras, el sector ya tiene pérdidas millonarias.
LOS NUMEROS:

US$ 16 millones

es la pérdida que calculan los arroceros hasta el momento. Si la situación sigue así para febrero, la suma ascendería a 35 millones de dólares.

8 mil

es la cantidad de hectáreas de arroz que en este momento están sin riego y ya se perdieron.

12 mil

son las hectáreas que están riesgo en la zona de Goya, Santa Lucía y Gobernador Martínez donde hay pequeños productores.

Si bien la sequía golpea fuerte en todos los sectores productivos de la provincia, directa e indirectamente, hay cultivos que todavía no tienen definido si entran o no en la declaración de emergencia ya que tal vez no alcancen el 50 por ciento de pérdida que establece la ley.

Ese es el caso del sector arrocero que tiene pérdidas millonarias, pero aún no puede dar un resultado definitivo de su escenario ya que en veinte días podría repuntar en una parte del territorio correntino. Así lo explicó el presidente de la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz, Jorge Vara, cuando el ministro Alfredo Aún mencionó la necesidad de declarar la emergencia para toda la provincia. El productor arrocero dijo que todavía hay una zona, la de la costa del río Uruguay, que no está en una situación tan dramática como para ingresar a la emergencia.

No obstante, aclaró que hay muchos productores, pequeños en la mayoría de los casos, que están muy mal y seguramente les vendría muy bien obtener los beneficios de esta declaración. Ellos son los que se encuentran en Colonia Carlos Pellegrini, Mercedes, Curuzú Cuatiá, Goya, Santa Lucía y Gobernador Martínez.

En el principio de su alocución frente a sus pares y a los funcionarios provinciales, Vara expresó que en este momento hay 8 mil hectáreas sin riego que ya se perdieron y significan alrededor de 16 millones de dólares.

Al mismo tiempo, explicó que el 60 por ciento de la siembra se riega por represa. Por eso, debido al déficit de lluvias que se registró el último año “se está gastando el agua con lo que se iba a regar en febrero”. De esa manera, aseguró que “si en febrero no llueve vamos a estar en problemas.

No obstante, expresó que tienen 42 mil hectáreas salvadas y “de muy buena producción”, remarcó al momento que contabilizó que eso significa el 51 por ciento de la producción. Por esa cuestión, el sector arrocero ya no alcanzaría el porcentual necesario para ingresar a la emergencia.

De todas maneras, “el resto está con pronóstico reservado”, aseguró Vara y estimó que las pérdidas pueden alcanzar los 35 millones de dólares.

En cuanto a la necesidad de lluvias, el titular de la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz explicó que “las represas se llenan cuando llueve arriba de los 35 milímetros y en el último tiempo las precipitaciones no alcanzaron esa cantidad”. En ese sentido, Ramírez del Inta Bella Vista detalló que sólo hubo seis lluvias en el año que superaron los 40 milímetros en esa zona y en Monte Caseros.

De modo que las represas para el riego de arroz no están en condiciones de regar mucho más.

Comentá la nota