Arroceros afirman que los efectos de la sequía se notarán en la segunda etapa de la cosecha

Desde la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz (ACPA) informaron que los efectos del déficit hídrico comenzarán a notarse en la segunda etapa de la cosecha, entre marzo, abril y mayo, y se espera una importante caída del rinde
En el marco de la primera etapa de la cosecha de arroz que inició en enero y se extenderá hasta fines de febrero, el titular de la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz (ACPA), Jorge Vara, rescató un incremento del rinde en lo que va de este 2009, cercano a una tonelada por hectárea, respecto a los porcentajes del año pasado.

Sin embargo, advirtió que los efectos de las áreas sembradas devastadas por la sequía que afectó al sector a fines de 2008 se sentirá a partir del inicio de la segunda etapa de cosecha.

"Se trata de una importante caída del rinde de producción", aseveró Vara y recordó que "en octubre del año pasado se produjo un parate en las lluvias".

El directivo comentó que se registraron nacimientos irregulares, cultivos de distintas edades y estamos hablando de una pérdida de 14 mil hectáreas perdidas por problemas de riego sobre 80 mil hectáreas actuales.

Vara recordó los factores que se sumaron a la crisis hídrica: falta de reservorios y de represas de agua por falta de inversión frente a un incremento de las áreas de siembra y manifestó, asimismo, su preocupación por una baja de calidad registrada en los granos que podrían repercutir negativamente en el precio de comercialización.

Comentá la nota