Arribaron a un acuerdo para constituir la nueva mesa de conduccion de la UCR

La presidencia del partido quedará en manos de Ernesto Sanz, mientras que la vicepresidencia primera será para Angel Rozas, la segunda para la cobista Carla Abugauch y la tercera para Pablo Verani. Largo debate en el despacho de Cobos.
Tras una larga reunión entre cobistas y seguidores de Gerardo Morales, trascendió el acuerdo que ahora se apresta a aprobar el plenario de delegados en la Convención Nacional de la UCR.

De acuerdo a lo anticipado por fuentes partidarias, la presidencia del partido quedará en manos de Ernesto Sanz, mientras que la vicepresidencia primera será para Angel Rozas, la segunda para la cobista Carla Abugauch y la tercera para Pablo Verani.

En tanto, tal cual se especulaba, la secretaría general del partido quedará en manos de Jesus Rodríguez.

Entrada la madrugada, el plenario de delegados se aprestaba a convalidad este acuerdo que fue largamente debatido en el despacho de Julio Cobos entre los cobistas y los seguidores de Morales, quien ayer a medianoche dejó de ser el titular del partido por vencimiento de su mandato.

Las negociaciones se extendieron por varias horas y las diferencias hicieron peligrar la continuidad del plenario de delegados y la unificación del partido.

Con un grupo de militantes en la puerta y algunos curiosos en la vereda, cerca de las 17.30, Sanz y Morales llegaron a la sede del Comité Nacional para comenzar las arduas reuniones de negociación.

Después de conseguir que se callaran los bombos de la juventud radical, antes de ingresar, el jujeño marcó terreno: "Queremos que la vicepresidencia primera la ocupe Rozas y que Verani sea el vice segundo". Sanz asintió las palabras de su compañero y se refirió a lo único que por esas horas era seguro: "En estos momentos hay que formular una alternativa para 2011, que me elijan presidente de la UCR será un alegría y una gran responsabilidad".

"Acá está pasando lo mismo que el jueves en la Cámara de Diputados. Dentro de la UCR hay oficialistas y hay oposición", soltó un delegado radical en medio de los tironeos para conformar la nueva conducción. "Sanz y el resto de los que resistieron no quieren a Verani en la vicepresidencia primera. No es justo que los que se fueron con el kirchnerismo ahora pretendan tener un lugar central", agregó otro correligionario, con los cantitos de los jóvenes de la Cantera Popular de fondo.

Alrededor de las 22.00, sin la presencia del cobismo, los radicales "orgánicos" lograron quórum y abrieron la sesión deliberativa.

Un rato más tarde, pasaron a un cuatro intermedio, y Morales, Rozas y Ricardo Alfonsín se dirigieron al Senado para intentar destrabar el conflicto. "Vamos a ver a Cobos porque queremos que se sumen al encuentro para conseguir la unidad", apuntó el senador jujeño. Desde su despacho del primer piso del Palacio del Congreso, el mendocino, junto a Nosiglia y Leopoldo Moreau, estuvo a cargo de las negociaciones con el otro sector del radicalismo.

Comentá la nota