los arreglos llevarán 30 días Después de 4 meses, empieza el bacheo en toda la ciudad

El Municipio comenzó a reparar los 90 baches que se abrieron en los últimos 120 días, cuando se quedó sin materiales para hacer mantenimiento. Primero, arreglarán las arterias de mayor tránsito
El gobierno municipal relanzó, cuatro meses después de asumir, un programa de bacheo en toda la ciudad con el que prevé cubrirse en 30 días la redes primaria y secundaria de pavimento y asfalto negro.

La subsecretaría de Servicios y Mantenimiento hizo un relevamiento en la red pavimentada y detectó 90 grandes baches en toda la ciudad. Estas roturas se generaron en los últimos meses, cuando el parate en las obras públicas arrastró también a las tareas de bacheo. En ese tiempo, sin mantenimiento, aparecieron en las calles principales y en las secundarias deterioros importantes. Hace una semana PUNTAL publicó una nota en la que mostró la magnitud de algunos baches. Había casos en que los automovilistas no podían esquivar de ninguna forma los agujeros en el pavimento.

“Vamos a poner en condiciones la red vial primaria y secundaria tanto de pavimento como de asfalto negro. Durante estos meses el mantenimiento sufrió discontinuidad porque no sólo se detuvo la obra pública sino que, además, no ingresaron más materiales para hacer trabajos de reparación del pavimento que se iba deteriorando”, manifestó Sergio Garnero, subsecretario de Servicio y Mantenimiento.

En los primeros días del programa, se hará el bacheo en las calles más transitadas, avenidas y zonas críticas. Después, será el tiempo de las arterias menos transitadas. Los trabajos serán hechos por un equipo de empleados de la Municipalidad y costarán, en total, 100 mil pesos.

Según manifestó Garnero, después del plan de reparación se pondrá en marcha un programa de mantenimiento permanente, que evite las roturas que se han producido en los últimos meses.

Será para evitar que la red vial se resienta aún más durante los meses del verano, cuando las altas temperaturas provocan levantamientos en el pavimento cuando no hay un correcto mantenimiento en las juntas. Además, la lluvia suele filtrarse y erosiona el asentamiento del asfalto.

Uno de los factores que motivaron la gran cantidad de baches que hay en la ciudad fue la gran cantidad de caños que se rompieron en los últimos meses y que motivaron la intervención del Emos. El ente arregla las roturas de las cañerías pero deja la calle destruida. Con la falta de materiales que generó el conflicto con el campo, esos grandes cráteres quedaron abiertos.

Más allá del programa de mantenimiento, el principal problema que está teniendo la Secretaría de Desarrollo Urbano es que siguen sin llegar los fondos para volver a poner en marcha los 14 frentes de obras que quedaron frenados por la falta de pago a la empresa mixta Vial.

El gobierno municipal está a la espera de una firma en la Secretaría de Hacienda de la Nación que autorice la emisión de títulos por 15 millones de pesos para abastecer al fideicomiso y cancelar los certificados adeudados a las constructoras.

Comentá la nota