Arregló Moyano y no cortará el paso de camiones de Chile

Papelera del Plata aceptó desembolsarle al sindicato hasta un millón de pesos
Luego de cinco horas de negociaciones, el Sindicato de Choferes de Camiones resolvió anoche levantar la protesta que bloqueaba las plantas de Papelera del Plata, que aceptó controlar a las transportistas que les prestan servicio y abonar al gremio una suma cercana al millón de pesos.

"Los directivos reconocieron la existencia irregular de contratados. Se abonará el mes próximo un retroactivo por la diferencia salarial y, desde ahora, se controlará y garantizará que las firmas de transporte que contrate Del Plata paguen los 6000 pesos que debe percibir un chofer, según el kilometraje que realice mensualmente", afirmó al término de la reunión Pablo Moyano, secretario adjunto del sindicato e hijo del líder de la CGT, Hugo Moyano. Anunció también el levantamiento de la marcha de protesta que estaba prevista para hoy hacia la embajada de Chile en Buenos Aires y del bloqueo que se iba a realizar la semana próxima contra los camiones que intentaran cruzar desde el vecino país. Papelera del Plata integra el grupo chileno CMPC.

Las negociaciones en la sede que el Ministerio de Trabajo tiene en la avenida Callao al 100 habían sido encabezadas por la subdirectora nacional de Relaciones del Trabajo, Silvia Squire. Fuentes de la empresa indicaron que con el acuerdo "se da por concluido el conflicto". La protesta, que duró tres días, había obligado a la papelera a interrumpir la mayoría de sus líneas de producción.

Según consta en el acta firmada por las partes, la empresa se comprometió a que en 60 días "todas las empresas transportistas que le prestan servicios acrediten la regularidad de las contrataciones de su personal dependiente y la inexistencia de deuda por cotizaciones sindicales y a la obra social". Papelera del Plata también aceptó "ingresar, por cuenta y orden de sus contratistas, las sumas que resulten adeudar por tales cotizaciones y hasta un límite de 200 trabajadores y de $ 5000 por cada uno de ellos". En otras palabras, Moyano podrá embolsar hasta un millón de pesos a cambio de levantar la protesta.

Duros cruces

La jornada de ayer había comenzado con duros cruces entre el sindicato y la empresa. Antes de ingresar en la reunión, Moyano hijo acusó a Papelera del Plata de tener "un 80% de contrataciones irregulares". La empresa respondió con un comunicado firmado por su presidente, Jorge Pérez Alati, en el que ratificó que todo su personal se encuentra "debidamente registrado", que "no tiene camiones propios ni emplea choferes", y que para esas tareas "contrata empresas de logística y distribución" que prestan servicios a diferentes clientes. "El sindicato de camioneros miente descaradamente", fustigó el ejecutivo. Además, volvió a denunciar que el conflicto se inició porque Moyano había reclamado hace algunos días "una suma exorbitante de dinero, a recibir por el propio sindicato y de incierto destino".

Según Pablo Moyano, esa cifra correspondía a un resarcimiento por los haberes mal liquidados durante los últimos dos años a cerca de un millar de choferes. Y dio un ejemplo: "En la empresa Laurenzano, que es contratada por Papelera del Plata, un chofer cobra 7100 pesos, que es lo que tiene que cobrar. Y el 80% de los compañeros cobra 1990. La empresa se tiene que hacer cargo de esa diferencia y no dejar entrar a empresas que no cumplan el convenio". El dirigente recordó que ya habían realizado el mismo reclamo frente a otras empresas "dadoras de carga", como SanCor, Loma Negra, Minetti y Molinos Cañuelas.

Un director de una de esas empresas contó ayer que debieron acordar con Moyano el pago de una suma millonaria y comprometerse a controlar la afiliación sindical de los choferes que pasan por sus instalaciones. Pero los fondos para ese pago no recayeron únicamente sobre las espaldas de esa empresa, sino que fue objeto de una renegociación con los transportistas. "Ellos nos van reconociendo esos pagos con fletes", indicó la fuente.

Comentá la nota