"Arréglenme este escándalo", pidió la Presidenta en Olivos

Fue durante el momento de mayor tensión en la reunión que mantuvo ayer con varios ministros
En la jornada de más nerviosismo de la presidenta Cristina Kirchner, el Gobierno resolvió ayer apelar un fallo judicial que por la tarde restituyó a Martín Redrado como presidente del Banco Central y por el cual se dejó sin efecto su remoción dispuesta anteayer por un decreto de necesidad y urgencia de la jefa del Estado.

"Por favor, arréglenme cuanto antes este escándalo que ustedes me armaron", llegó a decir la Presidenta, según confiaron a LA NACION fuentes oficiales. Fue ése el momento de mayor tensión de una reunión en la residencia de Olivos.

Tras suspender su viaje de descanso a El Calafate, había convocado allí a sus principales ministros. También estuvo presente el ex presidente Néstor Kirchner.

Según trascendió, hubo recriminaciones al ministro de Economía, Amado Boudou, que no fue invitado al encuentro, según sus voceros. Los Kirchner le atribuyen a Boudou la autoría del frustrado operativo para remover a Redrado.

Según la visión del Gobierno, el fallo de reposición de Redrado de la jueza en lo contencioso administrativo María José Sarmiento no tiene efecto para restituir al titular del BCRA, que firmó el acta de reasunción luego de regresar al BCRA.

Argumentan allí que Redrado no puede reasumir debido a la intención manifiesta del Gobierno de apelar la medida. Por ello el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que sí estuvo en Olivos, dijo que anoche mismo buscaban a la jueza para que les conceda el recurso de apelación, a más tardar hoy o mañana.

Para el Gobierno, se trata de una apelación con efecto suspensivo, con lo cual el fallo no está firme. Según la Casa Rosada, el presidente del BCRA es su vicepresidente a cargo, Miguel Angel Pesce. Pero Redrado asegura que reasumió las funciones. En buen romance, durante el fin de semana convivirán dos presidentes del Central en un abierto conflicto institucional.

Además de Fernández, estuvo en Olivos el secretario legal y técnico, Carlos Zannini. La apelación sería formulada también por el procurador del Tesoro, Osvaldo Guglielmino.

Reservas

Más temprano, la Presidenta había ordenado apelar también otro fallo de Sarmiento, que ordenó suspender el decreto 2010/09, que originó la crisis, por el cual se creó el Fondo del Bicentenario y se ordenó transferir US$ 6569 millones de las reservas del BCRA al Tesoro para garantizar el pago de la deuda en 2010.

Redrado demoró esa norma para analizar la validez jurídica, lo que irritó a la Presidenta, que lo destituyó anteayer por medio del DNU 18/10, sin dictamen del Congreso, en posible violación a la ley de la Carta Orgánica del BCRA.

La jueza Sarmiento suspendió el uso de las reservas hasta que se pronuncie también el Congreso, como también lo estipula la ley.

"El fallo de la jueza es una payasada, estamos viviendo una situación ridícula. La Presidenta nos ha instruido a mí, al procurador del Tesoro y al Ministerio de Economía para que presentemos un recurso de apelación lo antes posible", dijo Aníbal Fernández, anoche, en declaraciones al canal C5N.

"Queremos presentarlo ahora mismo, estamos buscando a la jueza con la policía; sino es ahora, mañana o pasado mañana. Que la jueza nos conceda el recurso, así como en dos horas le concedió el amparo a Redrado", dijo Fernández.

Hasta pasado mañana, la apelación no podrá ser analizada por la Cámara en lo Contencioso Administrativo. Si prospera, Redrado la apelaría ante la Corte Suprema, que debería resolver en forma definitiva.

Por otra parte, Pesce abrió la cuenta del Tesoro en el Banco Nacion, pero no pudo efectivizar la transferencia de los fondos.

El grotesco institucional alcanzó niveles inesperados. También Aníbal Fernández reveló que la Presidenta se irritó con Redrado cuando accedió a la agenda privada del titular del BCRA y allí constaban reuniones con periodistas del diario Clarín.

Comentá la nota