Arreglaron el aire y los judiciales fueron a trabajar

Finalmente, los empleados de la Ciudad Judicial retomaron sus funciones con normalidad durante la mañana de ayer, tras el receso impuesto por la feria. Las altas temperaturas habían sido impiadosas durante la semana pasada a partir de la estructura vidriada del edificio, ya, según habían denunciado, no funcionaba la refrigeración. La conducción del Sindicato de Trabajadores Judiciales aseguró que en algunas oficinas se debían soportar temperaturas de alrededor de 50 grados, y por eso habían amenazado con volver a sus casas si ayer, a la hora de ingreso, no había una solución.
Finalmente, tras una asamblea realizada en el subsuelo a la hora 7, decidieron ingresar ya que el equipo de aire acondicionado había sido reparado, sumado a que la temperatura de ayer era mucho más benigna que las que se dieron hasta antes del fin de semana. De todas maneras, mantendrán un compás de espera hasta mañana ya que el arreglo, por ahora, no sería definitivo.

Guillermo Severio, secretario general de los judiciales, sostuvo ayer, minutos después de la asamblea, que fue una "grata sorpresa" llegar y encontrar reparado el equipo, pero que todavía no funciona "en plenitud porque va a necesitar un tiempo para nivelarse". "Estaba funcionando, no en los niveles que esperamos, pero se ha decidido pasar a un cuarto intermedio hasta el miércoles. Se ha designado una comisión de dos personas para el seguimiento del tema, y veremos qué progresos habrá. Y ha consecuencia de eso vamos a tomar una determinación", adelantó el sindicalista, quien también agregó que el uso del aire acondicionado "no es un lujo para los trabajadores, sino una necesidad para poder estar acá adentro tantas horas y tiene que ver con el tipo de construcción que esto tiene".

Aclaró, además, que el aire no es la única preocupación del personal. "Queremos que Obras Públicas dé respuestas a las demandas que hay por parte de quienes están a cargo del mantenimiento del centro judicial, porque hay muchas falencias. Esperamos que sean corregidas, porque no queremos hacernos cargo de una obra que tiene muchas objeciones para su puesta en marcha".

El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Julio Pellizari, le había dicho a LA ARENA que la solución de los problemas edilicios corresponde al Poder Ejecutivo Provincial y a la empresa Riva, que construyó la obra. Pero dijo que no sabía "si es tan así" el hecho del calor en las oficinas. "Vamos a darle la chance de que tenga la duda porque él está en el Superior Tribunal, y las condiciones no son las mismas que acá -dijo ayer Severio-. Pero no hemos exagerado, había lugares que eran irrespirables y aparte no podemos abrir ni una ventana". Y subrayó que no pretenden hacerse "víctimas" de esta situación, pero la provincia "ha hecho una inversión importantísima y la empresa tiene que cumplir con todas las pautas".

Según el referente gremial, en el edificio inaugurado sobre fines del pasado año trabajan alrededor de 400 empleados y 200 funcionarios. En junio vence la garantía, y allí ubican el plazo para solucionar los inconvenientes actuales. "Después, todo es presupuesto", graficó el secretario general.

Comentá la nota