Arreglan las casas de White pero se vuelven a fisurar

Después de más de 20 años con casas fisuradas los vecinos de Ing. White lograron que el año pasado la Municipalidad comience a arreglar sus viviendas, tal como había ocurrido a mediados de la década del 90 cuando también la administración comunal reparó más de 100 viviendas.
Ahora, se terminaron 26, y en breve se culminarán las tareas en otras 9. Sin embargo, las casas siguen fisurándose y ya no solo las arregladas. "Estamos teniendo denuncias de vecinos que nunca antes habían sufrido el problema", reconocieron autoridades y representantes de entidades ambientalistas de la localidad portuaria. El subsecretario de Obras Públicas, Rubén Lazcano, admitió esta mañana que efectivamente una de las viviendas que ya había sido reparada volvió a fisurarse. “No podemos ir en contra del suelo que sigue trabajando”, manifestó.

Asimismo, se lamentó porque ante eso no puede hacer nada. “No podemos ir en contra de la naturaleza, pero igual estamos yendo a cada casa para solucionar los inconvenientes”, indicó.

Hasta el momento se lleva invertido en las tareas de reparación, algo más de un millón y medio de pesos. “Que se vuelvan a fisurar es lamentable”, opinó.

En tanto, el concejal Roberto Ursino dijo que en las últimas dos semanas recibió dos denuncias de dos casas que se empezaron a fisurar y que nunca antes habían sufrido este problema. "Una de esas viviendas es la de la esposa de Héctor Giménez, aquel recordado marcador de punta de Comercial y de las selecciones de la Liga del Sur" . Para Ursino, muchas de las casas deberían ser demolidas. Advirtió que es un tema complejo, de larga data y que necesita de soluciones concretas. "Habría que tirarlas abajo y volver a construírlas, pero sobre otras bases y condiciones". A todo esto, el vecino Omar Curzio, integrante de una de las asociaciones ambientalistas, dijo que el problema "es muy serio". Para Curzio la solución es indemnizar a todas las familias y facilitarles "las cosas como para que se vayan a vivir a otro lado".

Comentá la nota