En el arranque de la campaña, el PJ prepara más denuncias contra Cobos

En el arranque de la campaña, el PJ prepara más denuncias contra Cobos
Funcionarios y legisladores resaltarán las irregularidades de su gestión. Biffi advirtió el inicio de una batalla "sucia".

La campaña política comenzó a tomar cuerpo. Tras las críticas de todo el arco opositor al discurso del gobernador Celso Jaque el pasado viernes en la Legislatura, el peronismo salió con los tapones de punta y dejó ver lo que será uno de los ejes centrales de su estrategia electoral: denunciar a la gestión de Julio Cobos como corrupta.

En rigor, los intentos del Gobierno por desacreditar al cobismo no son nuevos. Hace un año, Jaque denunció también en la Legislatura "la herencia recibida" y ardió Troya. Ya este año, en enero, el principal cerebro político del Ejecutivo, el secretario general de la Gobernación, Luis Alejandro Cazabán, fue más lejos y acudió a la Justicia para acusar a Cobos por una extraña duplicación de decretos para frenar una suba de la tarifa eléctrica a mediados de 2007, cuando el Vicepresidente transitaba sus últimos meses como gobernador.

Ayer, a través de un diario, el mismo funcionario refrescó el fraude en los tickets sociales Vale Más y hasta se metió con el principal candidato del radicalismo y el ConFe, Ernesto Sanz recordando que entregó, siendo intendente de San Rafael (1999-2003), créditos a productores que -aseguró- "nunca fueron devueltos por los beneficiarios".

Sin embargo, según fuentes del justicialismo, los candidatos del oficialismo no serán los encargados de denostar o cuestionar a Cobos. Esa tarea quedará reservada para los funcionarios de Jaque y algunos legisladores. "No vamos a esperar a que nos contesten una denuncia que vamos a estar saliendo con otra", confió uno de los integrantes de la campaña del PJ, marcando el tono que empleará el oficialismo contra sus principales adversarios políticos.

Para los próximos días el peronismo prepara la presentación de otras denuncias públicas entre las cuales -según trascendió- se incluye el caso de presunto enriquecimiento ilícito de Miguel Ángel Alonso, quien fue presidente del Instituto Provincial de Juegos y Casinos durante los dos gobiernos radicales.

Al mismo tiempo, se evalúa el uso de munición gruesa que incluye la presentación de una denuncia de "encubrimiento" por parte de un ex funcionario de Alfredo Cornejo, cuando éste era ministro de Seguridad, vinculada a un doble crimen cuyo principal sospechoso aún está prófugo.

Frente a un panorama tan áspero, el cobismo y el radicalismo intentarán mantener la calma. Así lo dijo ayer el jefe de la campaña del Frente Cívico Federal, César Biffi. "Evidentemente el peronismo planteará una campaña sucia, pero esto tiene una sola explicación: están desesperados porque las encuestas les dan muy mal", opinó Biffi, quien es candidato a senador provincial.

"Uno podría reclamar mayor hidalguía y decencia, sobre todo a los hombres más cercanos al Gobernador pero, tratándose de Cazabán, es pedir demasiado", agregó Biffi.

Calma y aclaraciones

El ex intendente de Godoy Cruz contó que ayer habló por teléfono con Cobos, Jaliff y Sanz, los principales blancos del peronismo en este agitado comienzo de la batalla electoral, para ver qué harán. "La opinión del Julio (Cobos) es no abandonar la línea propositiva, pero si es necesario hacer aclaraciones sobre cualquier tema, se harán".

Esta tarde, los encargados de la campaña del Frente Cívico Federal se reunirán para definir con mayor exactitud de qué manera harán frente a la lluvia de denuncias que prepara el justicialismo en contra de Cobos y sus ex funcionarios. El principal temor es que el Gobierno nacional baje recursos generosos para dar mayor envergadura a una contienda "sucia".

"Traer a cuento hechos tan viejos -en alusión al escándalo de los Vale Más y los créditos a los productores sanrafaelinos- no hace más que desnudar lo mal que está el oficialismo", concluyó Biffi.

También en el peronismo creen que serán "dos meses difíciles" los que quedan por delante, como admitió ayer el presidente de Diputados, Jorge Tanús. Sin embargo, el Gobierno sostiene que quien tiró "la primera piedra" fueron el cobismo y la UCR, con las críticas que hicieron Jaliff y Sanz al discurso de Jaque en la Legislatura. "Por supuesto que el peronismo no se va a quedar callado", explicó Tanús.

Comentá la nota