Arrancó el transporte diferencial que unirá San Luis - Merlo

Ayer comenzaron a funcionar dos de los 11 corredores adjudicados. El Diario subió a una de las unidades para conocerlas.
Un nuevo servicio diferencial se sumó al transporte interurbano de pasajeros. Ayer, la empresa cordobesa Panaholma comenzó con la prestación del corredor San Luis-Merlo y viceversa, con dos frecuencias por la mañana y dos por la tarde-noche.

Bajo un intenso sol, una de las unidades cero kilómetro que emprendería el camino hacia la villa turística a las 12, aguardaba el arribo de los pasajeros en una plataforma del sector norte de la terminal de ómnibus.

A 15 minutos de su partida, sólo dos butacas fueron ocupadas en el minibús con capacidad para 24 personas sentadas.

En el momento de emprender el viaje, partió con apenas cinco ocupantes.

"La gente todavía no está muy informada que ya comenzó a funcionar el servicio", explicó José Zoloa, chofer de la unidad. Quizá la desventaja resida en que aún la empresa no cuenta con un local propio que funcione como boletería.

El conductor aseguró que los usuarios, en el primer día de recorrido, no hicieron demasiado hincapié en el costo del pasaje y, en cambio, sí centraron su atención en la comodidad y el confort de los coches: "Cuando preguntaban por el precio, casi nadie lo cuestionó porque la diferencia (con el servicio regular), es mínima".

Cuando un periodista y un fotógrafo de El Diario de la República se encontraban en el interior del micro para conocer sus características, una voz irrumpió con una duda: "¿Estos coches no iban a tener plasma?", inquirió una señora de lentes oscuros que, con atuendos informales, casi con seguridad sabía del lanzamiento del nuevo servicio y tenía conocimiento en detalle del equipamiento con el que debían contar las unidades del diferencial, según lo anunció el Ministerio de Transporte.

Ante esa pregunta, el chofer indicó que los televisores estarán disponibles a partir del lunes. A excepción de ello, el vehículo contaba con aire acondicionado, butacas reclinables, sistema de audio y cortinas.

"Hoy hicimos una prueba de cuánto tardábamos en realizar el recorrido: hicimos casi 200 kilómetros en dos horas, cuarenta minutos", señaló José en referencia al trayecto desde San Luis a Merlo, que incluyó además entradas en Tilisarao y Concarán.

Comentá la nota