Arrancó el paro de la Salud y el Gobierno amaga con la Justicia

Arrancó el paro de la Salud y el Gobierno amaga con la Justicia
El plan de lucha de ATE en hospitales y centros de salud es por tiempo indeterminado. El Ejecutivo dice que hará planteos para frenar la protesta y por abandono de persona.
En medio de denuncias cruzadas de aprietes y amenazas entre ATE y el gobierno provincial, la Asociación Trabajadores del Estado comenzó a la medianoche un plan de lucha por tiempo indeterminado en hospitales y centros de salud, en una medida de fuerza que -según la titular del gremio Raquel Blas- "incluye todas las modalidades de protesta: asambleas, tomas de reparticiones, cortes de rutas y calles y escraches hasta tanto el Gobierno lleve una propuesta salarial".

El Ejecutivo, por su parte, ratificó que no dictará la conciliación obligatoria, que descontará el día a quienes adhieran al paro y que tiene preparada una batería de presentaciones judiciales que van desde la insistencia ante la Justicia de Familia para que no se resientan los servicios de salud para niños y ancianos, hasta eventuales denuncias por abandono de persona.

"El fallo de la Cámara Civil (que declaró incompetente a la Justicia de Familia para intervenir en materia gremial y laboral) no está firme y el Gobierno lo recurrió ante la Suprema Corte", enfatizan fuentes oficiales. Advierten que -si es necesario- reiterarán una presentación similar a la que el año pasado les permitió un fallo favorable en primera instancia que desactivó un conflicto de cinco semanas con ATE al ordenar la prestación de salud a niños y ancianos.

Desde ATE, en cambio, se enfatiza que el fallo de la Cámara Civil está vigente e impide la intervención de la Justicia de Familia en el conflicto. Se alerta sobre la posibilidad de que el Gobierno intente dictar, por ley, un congelamiento salarial durante la emergencia y se reitera "la necesidad de acercarse a la canasta familiar de 4.200 pesos".

Por su parte el ministro de Salud, Aldo Sergio Saracco, ratificó que "la resolución 1.452 de este ministerio está firme y establece el cumplimiento, en un cien por ciento, de las prestaciones esenciales en el ámbito público de la provincia (ver aparte). No podemos poner a los mendocinos de rehenes por un problema con un solo gremio en un solo sector. Entendemos que la salud es un área crítica y sensible", subrayó Saracco.

A su lado, el subsecretario legal y técnico, Fernando Simón, enfatizó que "el Estado acudirá a toda acción que sea necesaria para preservar la atención de la salud y tomará todos los recaudos para que no aparezca un uso ilegítimo del derecho legítimo de huelga".

Mientras el secretario gremial de ATE, Roberto Macho, acusó al Gobierno de "criminalizar la protesta social, judicializar el reclamo social y reprimir a los trabajadores descontando salarios (...) por falta de gestión o de capacidad para llevar adelante políticas de acción", tanto Saracco como Simón estuvieron muy cerca de acusar al gremio (sin mencionarlo) por la aparición de amenazas telefónicas y a través de mensajes de texto enviados a directivos de los hospitales Lagomaggiore y Central.

Comentá la nota