Arrancó el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil: La nueva ley de menores ya está vigente

La Fiscalía y la Defensoría de menores abren hoy sus puertas. La defensora Miriam Canelo tomó juramento ayer para el cargo. El lunes lo hizo el fiscal, Martín Butti. Todas las denuncias que involucren a menores de 18 años estarán contempladas, desde hoy, en la nueva ley. El Tribunal de Menores quedó disuelto y ahora se llama Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil.

Cerca de las 13, la sala del Tribunal Criminal comenzó a poblarse de magistrados y funcionarios judiciales de Trenque Lauquen. Fue ayer, durante lo que sería la jura de la doctora Miriam Canelo, quien dejó la secretaría de la Defensoría Oficial para ejercer la función de Defensora de Menores.

El lunes, a la misma hora y en la misma sala, juró para el cargo quien ya es Fiscal de Menores, el doctor Martín Butti, ex secretario hoy del Tribunal Criminal. Así, quedó todo listo para que las oficinas de la Defensoría y la Fiscalía de menores, ubicadas en Avellaneda al 400, abran hoy sus puertas.

Hoy es un día de cambios. Todo menor que se involucre en un ilícito será absorbido por el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, o la nueva “ley del niño”, como la llaman, que dejará atrás la prolongada Ley del Patronato. Desde hoy, el nuevo mecanismo de investigación y proceso penal para los menores entra en vigencia en Trenque Lauquen y en otras ocho departamentales judiciales: Bahía Blanca, Junín, La Matanza, Lomas de Zamora, Mar del Plata, Morón, San Isidro y Zárate-Campana, según el cronograma que dispuso la Suprema Corte de Justicia.

También hoy, queda disuelto el Tribunal de Menores, ubicado en Roca 525. Ahora se llama Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 1, y la doctora Diana Grassi ya no será Jueza de Menores, sino Jueza de Responsabilidad Penal Juvenil. La magistrada ya fue designada para esa función por un decreto del Gobernador Daniel Scioli, aunque falta que tome juramento.

LARGA TRANSICIÓN

En definitiva, hoy comenzará la larga transición de la vieja ley a la nueva legislación. Todas las causas penales anteriores seguirán bajo el viejo marco legal hasta agotarse.

Por resolución de la Suprema Corte, el ahora Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil seguirá teniendo bajo su órbita las causas vinculadas a disposiciones del Código Procesal Civil y Comercial, que en general refieren a la familia, al menos de forma temporal hasta tanto se conforme el Juzgado de Familia.

¿Cuál es el cambio? En primer término, habrá una etapa de investigación y una de juicio, con el mismo mecanismo que en la justicia penal de mayores. Sin embargo, el proceso de investigación en menores será mucho más acotado, dado que el fiscal Martín Butti tendrá un plazo de cuatro meses para cerrar la investigación, 12 horas para solicitar una detención y una prisión preventiva que no puede exceder los 180 días. Sólo los menores de 16, 17 y 18 años son imputables de algún delito y en consecuencia se los puede juzgar.

La etapa del juicio quedará en manos del Juzgado de la doctora Diana Grassi, que hará las veces de Tribunal Criminal o Juzgado Correccional, de acuerdo al delito a juzgar. En el caso de delitos graves, como homicidio o abuso sexual agravado, serán juzgados bajo un Tribunal que se conformará con Grassi y otros dos jueces de menores de otras departamentales. Para el resto de los delitos, la jueza de Responsabilidad Penal Juvenil actuaría sola, al igual que lo hace un juez en lo correccional.

Cualquiera sea el mecanismo del juicio, éstos no serán públicos como los de adultos, sino reservados para las partes que intervienen: fiscal, defensor, imputado y juez. Así, excepto algunas salvedades, el sistema procesal de menores será muy parecido al de mayores.

Un aspecto a destacar es que aún falta en nuestra ciudad una alcaidía o un espacio de permanencia transitoria para los menores. Por ley, los chicos no pueden ser alojados en una Comisaría con detenidos adultos. La doctora Diana Grassi ya había advertido a la Corte esta falencia, y la respuesta del máximo tribunal bonaerense fue la de intimar al Poder Ejecutivo para que tome cartas en el asunto y destine los recursos que se necesitan para conseguir ese espacio. Mientras tanto, los menores que resulten aprehendidos serán alojados en algún despacho o área de la Comisaría local, exceptuando los calabozos, según confirmó ayer el fiscal de menores, doctor Martín Butti.

Comentá la nota