Arrancó el debate interno en el sciolismo

Pocas horas después de que la mayoría de los bonaerenses rechazaron la oferta electoral del oficialismo, se inició ayer un debate interno en el seno del sciolismo en torno a la estrategia política que seguirá el gobernador.
Se sabe que dentro del espacio conviven dos expresiones diametralmente opuestas respecto de la relación de Scioli hacia el matrimonio presidencial. Mientras el jefe de Gabinete, Alberto Pérez (foto), impulsaba el alineamiento incondicional del bonaerense a los Kirchner, José Scioli (secretario general de la Gobernación y hermano de Daniel) le reclamaba al gobernador tomar distancia de la Casa Rosada. En ese contexto, se está dando una situación similar a la que se produjo tras el conflicto del campo: desde el sector de "Pepe" Scioli hay pases de factura hacia las oficinas de Alberto Pérez por los elevados costos que ahora deberá pagar el gobernador al jugarse políticamente por Kirchner, el padre de la derrota.

Hace pocas semanas, en una entrevista José Scioli indicó que su hermano "sabrá cuando dar el golpe de timón". Tras lo ocurrido el domingo, desde su sector consideran que ya no hay más tiempo que perder y que cuanto más se demore en despegarse del kirchnerismo mayores costos seguirán pagando.

El acompañamiento de Scioli al proyecto K (y a las movidas como el adelantamiento de las elecciones y las testimoniales) le están saliendo caro al gobernador. Por ello ya arrancó el debate interno en el sciolismo en relación a cómo posicionarse frente al nuevo escenario político que se abre tras la elección del domingo.

Comentá la nota