Arrancó la capacitación en la industria de la confección apoyada por el Ministerio de Economía

Esta semana se inició en la Empresa Confecciones y Servicios SA la capacitación en aspectos técnicos y laborales para más de 40 operarios en una primera etapa que concluirá con 120 personas calificadas para su posterior incorporación laboral.
El ministro de Economía, Industria y Empleo, Eduardo Aguilar, supervisó los avances en las instalaciones y se entrevistó con el titular de la empresa Confecciones y Servicios SA, firma que lleva adelante el proyecto textil con fuerte apoyo oficial.

Los operarios, además de obtener una capacitación de primer nivel nacional, también percibirán una remuneración mensual. Luego, tendrán la posibilidad de incorporarse al plantel definitivo de la empresa, que será proveedora de prendas para marcas de primer nivel.

"Este es un viejo anhelo de los chaqueños que ya está en marcha: el de la radicar aquí el sector de la confección textil", afirmó el jefe de la cartera económica-industrial tras visitar los talleres y dialogar con los operarios.

"Tenemos el algodón cerca, y también hilanderías y tejedurías. Pero esto no es suficiente, y ni siquiera necesario, para radicar al sector de confecciones. Este es el diagnóstico que con nuestro equipo de trabajo realizamos en 2005 en el Cones. Lo importante para radicar la industria de la confección es crear un pool de empleo calificado, en corte, costura, bordado. Y luego abrir los canales comerciales", acotó.

"La política que diseñamos entonces y que aplicamos ahora desde el Ministerio apunta a reunir ese empleo calificado en grandes talleres, que elaboren para marcas de primer nivel nacional. Y que después, gradualmente, esos talleres vayan generando sus propias marcas y haciendo el desarrollo comercial de las mismas".

En el mismo sentido, añadió que "esta es nuestra estrategia para desarrollar el sector confecciones en el Chaco, como lo explicamos en nuestros trabajos hace más de cinco años, de la misma manera que los hicimos y los estamos implementando para la industria del mueble y el sector frigorífico. Ver ahora concretadas esas ideas en las que creemos desde hace tanto, ver que las personas consiguen trabajo o mejoran sus salarios gracias a esas iniciativas, es un motivo de emoción y de orgullo para nosotros".

Aguilar indicó además que el proyecto requirió una gran inversión inicial (maquinarias, tecnología de punta, el inmueble, los talleres) para dar el siguiente paso que es la capacitación de los operarios.

"El apoyo es plenamente estatal -dijo- porque como se trata de empresas nuevas, no siempre esta la posibilidad de que pasen por el sector financiero. Pero éste es para nosotros el rol que tiene que cumplir en estado: destinar todos los recursos que sean necesarios para poner en marcha sectores industriales que tienen la capacidad de absorber gran cantidad de mano de obra. El camino al desarrollo industrial es este: apoyo a las inversiones y apoyo a la calificación de la mano de obra".

Comentá la nota