Arrancó la campaña para prevenir enfermedades respiratorias

Especialmente sobre niños y bebés. Para eso, fortalecerán la prevención en los centros primarios de salud en los barrios. Aseguran que hay stock de medicamentos suficientes. El ministro de Salud, Gustavo Grasselli, cuestionó a la medicina privada porque no se vacuna a bebés para ponerlos a salvo de la hepatitis B.

El Ministerio de Salud del gobierno provincial comenzó a trabajar en la Campaña de Invierno 2009, para la prevención de enfermedades respiratorias en niños y lactantes. En este sentido se desarrolló una jornada de trabajo en el auditorio Marta Mera, donde participaron médicos, enfermeros, directores de hospitales zonales y coordinadores de centros primarios de salud de la ciudad Capital y del interior provincial.

El encuentro contó con la presencia del ministro de Salud, Gustavo Grasselli y la coordinación de las directoras de Materno Infancia, Maricel Paredes y de Epidemiología, Virginia Córdoba.

En relación a las infecciones respiratorias, el ministro de Salud, Gustavo Grasselli explicó que gracias a las internaciones abreviadas, durante el año 2008 las internaciones en el hospital disminuyeron a un 4%.

Al respecto indicó que este trabajo se hizo fortaleciendo los centros primarios de salud, y para este año ya se enviaron los packs de medicamentos, donde se incluyen los insumos enviados por Nación para enfermedades respiratorias y los entregados por Salud Pública de la Provincia, como son las aerocámaras para el tratamiento en la internación abreviada, para evitar complicaciones y neumonías.

Vacunación

En cuanto a la vacunación, el ministro detalló que "estamos fortaleciendo este aspecto, requiriendo de manera estricta el cumplimiento del calendario de vacunación para la entrega de leche".

Si bien mejoraron los índices de vacunación, Grasselli solicitó un mayor acompañamiento del sector privado, debido a que se está fallando en los niveles de cobertura de vacunación necesarios para combatir la hepatitis B, la cual debe colocarse apenas nace el bebé, "para esto también vamos a articular con la obra social provincial (APOS) que nos está apoyando, requiriendo la colocación de la vacuna para la hepatitis B para efectivizar el pago de los nacimientos. La primera dósis debe ser colocada dentro de las primeras 24 horas de vida", enfatizó.

Materno Infancia

La directora de Materno Infancia, Maricel Paredes, explicó que la internación abreviada es una estrategia que apunta a disminuir la mortalidad por patologías respiratorias.

"Estamos haciendo hincapié en todo lo que es prevención con vacunación completa acorde a la edad, además de la lactancia materna, algo fundamental para los bebés menores de seis meses para evitar patologías respiratorias", afirmó.

Luego puntualizó que otro de los pilares de trabajo es la organización y distribución de los insumos necesarios para todos los centros primarios de salud, que además reciben a través del programa nacional Remediar y también los hospitales que no reciben insumos del programa pero que el Ministerio de Salud de la Provincia les provee la medicación necesaria para la estrategia de internación abreviada.

Esta estrategia es una metodología que lleva a resolver en el primer nivel, centros primarios de salud, cuadros de dificultad respiratoria en niños por Síndrome Bronquial Obstructivo (SBO), evitando internaciones prolongadas en el hospital.

"Si la mamá tiene un poco de paciencia y se queda una hora y media o dos en el centro de salud, se puede realizar una evaluación con puntaje especial, donde se contempla la evaluación de la frecuencia respiratoria, auscultación y temperatura, con toda esta información se evalúa si hace falta que el niño vuelva al hogar o si es necesario internarlo", remarcó y añadió que "esta acción permitió descomprimir el hospital, porque se pudieron resolver estas patologías en el primer nivel, es decir en los centros primarios de salud".

Recomendaciones

Las infecciones respiratorias pueden causar serios problemas de salud. Cada año los niños pueden tener problemas respiratorios que incluyen resfríos, anginas, otitis, laringitis, bronquitis, bronquiolitis, neumonía, etc. La mayoría de las cuales pueden curarse con atención médica.

Si el niño presenta síntomas de respiración agitada, con silbidos o ronquidos; se le hunde el pecho; presenta fiebre prolongada y tos; rechaza el alimento o come poco; y tiene decaimiento, debe ser llevado rápidamente al centro de salud u hospital más cercano.

En niños menores de 2 meses, se debe prestar especial atención, si rechaza la comida, tiene fiebre, temperatura baja o ruido al respirar.

Para prevenir las infecciones respiratorias, se debe controlar periódicamente el estado de salud del niño en el centro de salud; dar el pecho (lactancia materna); respetar el calendario de vacunación; evitar el humo de cigarrillos, braseros o cocinas en la casa; ventilar diariamente la vivienda; no administrar remedios sin consulta médica; evitar exponer a los niños a cambios bruscos de temperatura o enfriamientos; y siempre realizar el lavado de manos.

Comentá la nota