Arrancaron las obras del nuevo acceso a Rosario por la ruta 34

Comenzaron esta semana las obras del nuevo acceso a Rosario por la ruta 34 (sobre unos 1.500 metros), en el tramo comprendido entre Grandoli y López Buchardo. La meta es construir una avenida de dos calzadas de siete metros de ancho, con un separador central.
La obra, que ayer fue recorrida por el intendente Miguel Lifschitz y varios de sus funcionarios, cuenta con una inversión de aproximadamente 20 millones de pesos y fue licitada y adjudicada por la Dirección de Vialidad Nacional. Los trabajos concluirán en siete meses.

Se trata de un proyecto desarrollado por los equipos técnicos del municipio en el marco del programa destinado a la rehabilitación y mejoramiento de la red de ingresos a la ciudad.

Al respecto, el secretario de Obras Públicas municipal, Omar Saab, destacó que entre los principales beneficios del emprendimiento se encuentra "el aumento de la capacidad vial del acceso", por donde circulan unos 10.000 vehículos diarios.

Saab también aludió a "la economía en los costos operativos del tránsito vehicular, por la reducción de los tiempos de viaje".

A su vez, el funcionario resaltó "la separación del tránsito local del pasante, con el consiguiente incremento en la seguridad vial".

La obra aportará un sustancial aumento de la seguridad, tanto vehicular como peatonal, especialmente por la semaforización del tramo y los trabajos de iluminación.

Complementos. El proyecto incluye la construcción de dos rotondas para el ingreso y el egreso de playa de camiones y un cruce bajo el puente de la avenida de Circunvalación.

También se prevé señalización horizontal y vertical, semaforización con sistema inteligente e iluminación integral.

Las tareas incluyen el completar la red de desagües domiciliarios sobre bulevar Granel y los conductos pluviales de hormigón en la traza proyectada, un canal a cielo abierto que descarga finalmente en el Ibarlucea.

El objetivo es resolver los problemas hidráulicos y de saneamiento que se registran en la zona.

De este modo, la actual traza de la ruta 34, el bulevar Granel, se reservará para el tránsito local de los vecinos frentistas.

También se proyecta la consolidación urbanística del sector y la puesta en valor del espacio público con destino de parque en los terrenos cedidos por el ferrocarril.

Los trabajos forman parte del programa que apunta a rehabilitar y mejorar la red de ingresos a la ciudad.

En ese marco ya se ejecutaron significativas remodelaciones en los corredores viales vinculados a bulevar Oroño, avenida Pellegrini y Batlle y Ordóñez.

Durante la recorrida, Lifschitz y Saab estuvieron acompañados por los secretarios General del municipio, José Garibay; de Producción, Clara García, y de Promoción Social, Fernando Asegurado, entre otros.

Comentá la nota