"Arrancamos mal, muy mal"

La UOM de Villa Constitución pide que el ministro Tomada intervenga para garantizar que se cumpla lo pactado. La empresa quiso fraccionar el pago de las deudas por jornadas caídas y aguinaldo, pero la propuesta fue rechazada por el gremio.
"Estábamos muy ilusionados, pero arrancamos mal, muy mal". Con esta definición Rolando López, integrante de la comisión directiva de la UOM Villa Constitución resumió el ánimo de los trabajadores de Paraná Metal,

ya que pese al acuerdo arribado el sábado pasado, ayer la planta autopartista no reabrió sus puertas. Los trabajadores reclamaron el "estricto cumplimiento" de lo firmado el fin de semana en el Ministerio de Trabajo de la Nación en lo referido al pago de deudas: el medio aguinaldo, 9 días de la primera quincena de diciembre y vacaciones. La firma ofreció un pago fraccionado y diferido de lo adeudado, lo que fue rechazado por el sindicato. Desde el gremio esperan que el ministro Carlos Tomada exija el cumplimiento del acta suscripta.

El acuerdo en cuestión se firmó el sábado en Capital Federal, tras la votación interna de los trabajadores, quienes por abrumadora mayoría aceptaron la propuesta elaborada por la cartera laboral que contemplaba suspensiones rotativas a cambio de la continuidad laboral de todos los empleados. Se especulaba que ayer mismo reabriría la planta ubicada en el sur provincial, situación que finalmente no se concretó.

"Esto estaba dentro de lo previsto en la negociación, ya que el acto del sábado significaba una formalidad protocolar para dejar oficializado el acuerdo en general. De ahora en más falta definir con la empresa la forma en que ésta cumplirá con lo acordado, entre ello cómo abonará los salarios adeudados a los trabajadores, tanto efectivos como contratistas", aclararon desde la UOM de Villa Constitución.

Los puntos considerados claves para lograr la rápida puesta en marcha de la planta son: acordar con la empresa la forma en que abonará la deuda que mantiene con los trabajadores; el cronograma de suspensiones y vacaciones y la modalidad y organización del trabajo. Este último ítem incluye diagrama de turnos y el número de los planteles de cada uno.

A través de un comunicado la cúpula sindical recordó que durante las negociaciones se "especificó claramente que no se retomará la actividad hasta tanto no se abone a los trabajadores toda la deuda que Paraná Metal mantiene por los días trabajados antes de la parada del 16 de diciembre, el sueldo anual complementario del segundo semestre de 2008 y vacaciones a quienes les corresponda". La empresa debe cumplir con este compromiso según la cláusula 6 del acuerdo firmado el sábado.

También se aclaró que una vez acordados estos puntos, los primeros trabajos que se realizarán en la planta serán los de mantenimiento y puesta a punto para los procesos productivos. Estas tareas pueden demandar alrededor de 10 días. Por su parte, la empresa deberá solucionar su situación con los proveedores para obtener los insumos que permitan iniciar la producción durante las próximas semanas. El gremio espera la intervención inmediata del ministro Tomada.

Comentá la nota