Arranca en Villa Unión, el juicio oral contra la banda del ex juez

Es por el crimen del empresario Jorge Ormeño, asesinado a golpes en abril del año pasado en esa localidad. El principal acusado es el ex juez del lugar, Walther Moreno, junto a dos policías, un gendarme y un civil.

Desde este lunes se iniciará en la localidad de Villa Unión el juicio oral y público para determinar los autores materiales e intelectuales del crimen del empresario Jorge Ormeño, ocurrido en abril del año pasado.

Están acusados e imputados del homicidio el ex juez penal del departamento,Walther Moreno, sindicado como presunto responsable de conducir una banda delictiva integrada también por los policías Omar Enrique Narváez y Mario Alcides Rodríguez, el comerciante de Vinchina, Mario Edilio Rodríguez, alias "Marco", y el ex gendarme Omar Isidro Rodríguez.

La investigación que sustanció el juez de Chilecito, Alfredo Ramos, a pedido del procurador general Claudio Ana, determinó que la banda asesinó a Ormeño con presuntos fines de robo.

El cuerpo de Ormeño apareció molido a palos y rociado con combustible en el interior de una camioneta abandonada en un barranco de la ruta que une a Villa Unión con Guandacol.

La declaración de un policía que actuó en el caso como agente encubierto le permitió a la justicia determinar la presunta culpabilidad de Moreno, quien está detenido junto a los restantes acusados y ya fue trasladado a la Unidad Regional de policía de Villa Unión.

Moreno conocía a Ormeño y mantenía con la víctima distintas relaciones comerciales que, en principio, incluían el préstamo de fuertes sumas de dinero, según se desprende la investigación judicial de Ramos.

El abogado defensor de Moreno, Carlos Del Moral, adelantó que su estrategia apuntará a pedir la nulidad del procedimiento, porque considera que el ex juez no fue indagado pese a dictársele el procesamiento y por otras supuestas irregularidades que adjudica a los fiscales de la investigación.

Incluso Del Moral acusa al juez del Tribunal Superior, José Nelson Luna Corzo. Dice que el magistrado debió inhibirse de actuar cuando Moreno fue separado de su cargo de juez, porque había sido su padrino de confirmación en 1986 y lo conocía.

Chicanas mas, chicanas menos, la justicia comenzará este lunes con el juzgamiento de Moreno y sus presuntos cómplices, mientras el ex juez arguye que fue ‘sacado del medio’ porque estaba investigando una supuesta red de trata de blancas y venta de drogas.

Comentá la nota