Arranca semana clave para el canje internacional

En el Gobierno son optimistas sobre la suerte del tramo internacional del canje de préstamos garantizados que se abrió el miércoles de la semana pasada. Admiten, sin embargo, que desde hoy y hasta el viernes (cuando cierra la operación) comienza la etapa clave de la transacción, dado que es cuando se esperan las mayores adhesiones.
“Somos optimistas con respecto al resultado de la operación. La semana pasada recibimos muchas consultas y preguntas de inversores del exterior, interesados en tomar parte del canje. Y esperamos que en los próximos días concreten su aceptación”, comentó a El Cronista una fuente oficial. “Los inversores del exterior se manejan distinto que los locales. Van a esperar hasta último momento y ahí van a entrar. Pero está claro que hay muchos que ya tienen la decisión tomada y simplemente se toman su tiempo para no acelerar un movimiento innecesariamente”, agregó el informante.

En el Ministerio de Economía que conduce Carlos Fernández están muy conformes con el 100% de adhesión que alcanzó el tramo local del canje de préstamos garantizados y por el cual se lograron posponer vencimientos de deuda por casi u$s 3.900 millones. Apuntan ahora a una aceptación en torno al 50%, lo que permitiría descomprimir pagos por otros u$s 1.200 millones.

A cambio de los préstamos garantizados que vencen hasta 2012 el Gobierno ofrece a los acreedores un título denominado Bonar 2014. Este bono en pesos y a cinco años, devenga una tasa de interés de anual de 15,4% el primer año, que se transforma en tasa Badlar (la que releva el Banco Central para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos) más un plus de 2,75 puntos porcentuales en los restantes cuatro años.

Un dato a tener en cuenta es que el mecanismo de la etapa internacional del canje será similar a la transacción local. Los inversores foráneos que quieran ingresar deberán cursar sus pedidos a través de bancos domésticos, que a su vez canalizarán la orden mediante el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

El principal incentivo para ingresar al canje reside en que los préstamos garantizados ajustan su capital por la subestimada inflación oficial. Mientras que, como se dijo, el título que se ofrece a cambio abona su interés en función de la tasa Badlar, un indicador más creíble a los ojos del mercado. Otra carta a favor del Gobierno es que tras el exitoso canje local, quedarse con los préstamos garantizados es menos atractivo, dada la pérdida de liquidez de estos instrumentos.

Comentá la nota