Arranca el paro de los trabajadores municipales

Los empleados de las comunas e intendencias de la provincia cesarán en sus actividades por 48 horas, en protesta por la falta de acuerdo salarial. Desde el plenario que integran los funcionarios se responsabilizó a la Festram por la falta de diálogo y anunciaron que se descontarán los días que no presten servicios. Pese a los esfuerzos, el ministerio de Trabajo no podrá evitar la medida de fuerza.
Los empelados municipales nucleados en la Festram realizarán hoy y mañana en las localidades de toda la provincia, un paro de actividades por espacio de 48 en reclamo de una negativa de intendentes y presidentes comunales a otorgar reivindicaciones salariales acorde a sus necesidades.

Cabe recordar que la medida de fuerza fue programada con antelación y quedó firme la semana pasada cuando, luego de una última audiencia conciliatoria, no se lograron avances entre las partes. Vale aclarar que el conflicto atraviesa una etapa de concialición voluntaria que fuera determinada ya por el ministerio de Trabajo de la provincia, por lo que la secretaria de Trabajo y Seguridad Social, Alicia Ciciliani, advirtió sobre la peligrosidad de concretar el cese de actividades y llamó “a la reflexión a los dirigentes sindicales para que no tomen este tipo de medidas que pueden alterar la consecución del diálogo y generar rispideces”.

Mediante un comunicado de prensa, la Festram adelantó que las medidas de fuerza podrían profundizarse en algunas localidades de la provincia con movilizaciones a las municipalidades que no cumplen con la seguridad en las condiciones de trabajo, "donde se ejerce el fraude laboral, la evasión previsional y además poseen un parque automotor y edificios en estado deplorable".

En tal sentido, en Rosario y Firmat habrá protestas. En el segundo caso, se decidió la medida por la actitud del intendete Carlos Torres, quien descontará los días no trabajados a los municipales, "mientras que durante el paro agropecuario cerró la municipalidad y cortó las Rutas Nacionales 9 y 13, impidiendo la libertad de trabajo y de circulación", según el parte.

La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales agregó también que recibe denuncias de los sindicatos adheridos sobre la tensión social que se vive en varias ciudades de la provincia "por las amenazas y persecuciones que ejercen los funcionarios políticos sobre los trabajadores y dirigentes sindicales".

Según manifestaron, "la posibilidad de descontar días de los sueldos y presentismo por los días de paro, el reemplazo del personal de carrera por referentes partidarios y las persecuciones a delegados sindicales, están desvirtuando el ejercicio del derecho constitucional de huelga".

Además, responsabilizan a los funcionarios de "potenciar situaciones agresivas que pueden desembocar en la alteración de la paz social". Y agregaron que quienes tienen en sus manos la conducción de las ciudades y comunas “intentan imponer con abuso de poder acciones antisindicales y fuera del marco democrático".

Por su parte, el Plenario de Intendentes y Presidentes Comunales responsabilizó a la Festram por la ruptura en la negociación paritaria, y en un acta que firmaron los funcionarios, se dejó establecido el descuento de los días de paro. Además, confirmaron el 7 por ciento de aumento salarial que, según indicaron, están en condiciones de abonar. También, en ese escrito, se insta al ministerio de Trabajo a que tome las sanciones correspondientes contra la Festram por incumplir la conciliación obligatoria, si es que se cumplen las medidas de fuerza anunciadas por el sindicado para mañana y pasado.

Finalmente, se solicitó al Poder Ejecutivo y ambas Cámaras del Poder Legislativo provincial, para recomponer los recursos de municipios y comunas y se reivindicó el diálogo como herramienta de acuerdo con los trabajadores.

Por su parte, Ciciliani agregó ayer en diálogo con "El Día Menos Pensado" que se emite por LT10 que “estamos en tratativas para que el lunes próximo el conflicto esté en vías de solución”. Para ello se mantienen constantes “conversaciones con los sindicatos” que comenzará mañana.

Si bien dejó en claro que el personal “podrá cumplir con la medida de fuerza como forma de protesta”, calificó de “excesivo” un cese de actividades por 48 horas. Por ese motivo intentó llamar “a la reflexión” a los empleados debido a que “los intendentes están haciendo el mayor esfuerzo, ordenando las cuentas públicas para satisfacer las demandas”.

Por último agregó que “las decisiones finales las tienen los dirigentes” y les recordó que “la sociedad nos está mirando a todos”.

“Desproporcionado e ilegal”

El secretario de Gobierno de la municipalidad de Santa Fe, José Corral, catalogó el paro de esta semana como “desproporcionado e ilegal”, ya que se concretará durante la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo de la provincia y porque “la diferencia (en los valores del aumento) es de un punto y medio porcentual”.

Corral indicó que aunque los trabajadores paren y reclamen incrementos “no van a conseguir más recursos de lo que están disponibles, porque los intendentes y presidentes comunales han sido muy firmes en no comprometer recursos que no posen y que los vecinos reclaman para otros fines, como obra pública, mantenimiento de servicios”, entre otros.

Comentá la nota