Arranca otra semana conflictiva

La intersindical estatal prepara una movilización para el jueves. Los distintos gremios definen la modalidad del reclamo por mejoras salariales.
Otra semana de paro, manifestaciones callejeras y piquetes comienza hoy y hace prever un pico de tensión entre hoy y el jueves para lo que ya se ha convertido en un reclamo generalizado por mejoras salariales que abarca a distintos gremios estatales y que involucra a los sectores de la educación, la salud, la administración pública en general y municipales de varias comunas. Tinogasta es el departamento donde más fuerte es la protesta y donde los reclamos no cesaron ni siquiera durante el fin de semana largo.

"Después de la represión que sufrieron los compañeros en Tinogasta (a propósito del encontronazo entre los manifestantes tinogasteños y el Gobernador) -informaron desde ATECA- decidimos ir al paro por tiempo indeterminado". Así lo acordaron el viernes en una asamblea de la que participaron las delegaciones del interior.

Según anticipó Carlos González, secretario adjunto del gremio, los docentes de Capital y el interior se plegarán a la protesta y realizarán cortes de calle frente a los establecimientos educativos y en diversas rutas del interior de la provincia, siguiendo la metodología que desplegaron la semana pasada.

Intersindical

Tras las 72 horas de paro concretadas la semana pasada, la intersindical estatal prepara para el jueves una movilización de todos los gremios que se unieron detrás del mismo reclamo: ATECA, Suteca, UDA, ATE, Aprosca, Autoconvocados de la Salud, SELEG y no docentes.

En representación de los trabajadores de la salud, José Traverso confirmó la participación de los Autoconvocados en la manifestación del jueves y anticipó que hoy decidirán, en asamblea, qué otras medidas implementan en el marco del plan de lucha.

Con conflictos sociales estallando por doquier, el Gobernador sigue manteniendo la cautela y sosteniendo que las finanzas no alcanzan para afrontar un aumento de sueldo en el corto plazo, aunque no deja de alimentar las esperanzas de los estatales al admitir que el aumento "está en estudio".

Comentá la nota