Arranca la obra para agregarle dos carriles por mano a la General Paz

Será financiada con el aumento en los peajes que rige desde el 10 de enero. Además construirán 11 puentes, arreglarán los 11 actuales, mejorarán la iluminación y agregarán espacios verdes. Por ahora, los trabajos no afectan al tránsito.
Luego de más de tres años de estudios y anuncios no concretados, finalmente el Gobierno nacional arrancará hoy la ampliación de la avenida General Paz. La obra se financiará con los aumentos de peajes en la Panamericana, el Acceso Oeste y la Riccheri que regirán desde el 10 de enero. Comenzará en los alrededores de la estación Migueletes, en el partido de San Martín, y por ahora no afectará al tránsito.

El proyecto consiste en la construcción de un cuarto carril más banquinas en ambos sentidos de circulación en el tramo entre Panamericana y Acceso Oeste. Son 10 kilómetros en los que también se reformarán los intercambiadores y cruces con las avenidas Libertador, el nudo Panamericana-Balbín, Constituyentes, la estación Migueletes, San Martín, Beiró y el Acceso Oeste. Incluirá la construcción de 11 puentes y la ampliación de los 11 actuales, más la demolición de cinco puentes "arco" antiguos, que serán reemplazados por otras estructuras más altas.

A su vez, en el tramo entre Panamericana y Lugones se construirá un tercer carril en la actual calzada para camiones que va hacia el Río de la Plata.

Las obras costarán unos 340 millones de pesos, y deberían demorar dos años. Incluyen también la mejora de la iluminación, la ampliación de los desagües y el rediseño de los espacios verdes. En la audiencia pública que se celebró el 8 de agosto en la cancha de Estudiantes de Caseros, en la que el Gobierno presentó el plan a los vecinos, la concesionaria Autopistas del Sol (también explota la Panamericana, y tendrá a cargo la obra) aseguró que protegerán los 1.200 árboles existentes y sumarán 4.800 para mejorar el entorno de las colectoras.

En esa audiencia hubo varios planteos de vecinos e instituciones que se opusieron a la obra. La Defensoría del Pueblo, por ejemplo, cuestionó que la obra se financie con aumentos de peajes y afirmó que el estudio de impacto ambiental que se hizo fue "parcial". En el Gobierno justificaron el ensanche diciendo que es "la única solución posible al incremento del 45% que registró el tránsito desde 2003". Por la avenida circulan unos 150.000 vehículos por día, sumando ambas manos.

Las obras que arrancan hoy no afectarán al tránsito, aunque más adelante si habrá que hacer desvíos y alteraciones en la circulación, que serán anunciadas progresivamente. Las reformas en la zona de la estación Migueletes, cerca del puente del ferrocarril Mitre, consisten en la construcción de un nuevo acceso a la calzada central de la avenida y la ampliación de la existente. Ambas tareas, del lado de la provincia de Buenos Aires.

El ensanche de la General Paz se viene planteando desde 2005, cuando el Gobierno recibió dos propuestas de empresas españolas para hacerse cargo de las obras. Finalmente se decidió otorgárselas a Ausol y GCO (la concesionaria del Acceso Oeste) como parte de sus obligaciones contractuales, pero a cambio de un aumento de peaje. Esa suba se iba a hacer en forma escalonada, pero el martes pasado el ministro de Planificación Julio de Vido, anunció que se aplicarían de una vez desde el sábado 10.

Diseñada por el ingeniero Pascual Palazzo, la General Paz fue inaugurada el 5 de julio de 1941. Tenía dos carriles más una calle lateral por lado. En 1996 se la amplió a seis centrales y dos colectoras, entre el puente Mitre y el puente de Avenida del Tejar. Luego se los prolongaron entre Panamericana y Acceso Oeste. La última reforma, cinco carriles hacia Río de la Plata y cuatro hacia Riachuelo, fue en julio de 2001.

Comentá la nota