Arranca la moratoria provincial.

Tiene vigencia desde hoy el régimen especial de regularización de impuestos anunciado por el gobierno provincial la semana pasada para todos los tributos administrados por la Dirección General de Rentas con vencimiento anterior al 31 de diciembre de 2008.
El programa prevé descuentos de hasta el 60% en los intereses sobre los impuestos adeudados para los pagos que se realicen al contado y hasta 24 cuotas, y del 50% para los que se abone en 36 o más.

Además, se suma una baja adicional de intereses del 35% para la cancelación al contado y hasta en tres cuotas, del 25% en seis pagos, del 15% si se hace en 12 pagos y del 5% cuando se haga en 24 cuotas. Para obtener este beneficio de la reducción, los contribuyentes deberán inscribirse antes del 30 de abril.

Además, se establece una tasa variable que se cobrará por la financiación de la deuda tributaria que arranca en 0,5% (tres y seis cuotas), 0,75% (12 pagos) y más de 24 el 1%.

El plan tendrá una cuota mínima de 50 pesos, pero los jubilados que tengan vigente el beneficio de exención del Impuesto Inmobiliario tendrán una mínima de hasta 25 pesos.

La moratoria estará vigente hasta el 30 de junio inclusive y alcanza a “las deudas tributarias devengadas, retenidas, percibidas o recaudadas al 31 de diciembre de 2008” independientemente de que las mismas se encuentren intimadas, en proceso de determinación, en procedimiento administrativo tributario o contencioso administrativo, sometidas a juicios de apremio fiscal, verificadas en concurso preventivo o quiebra, o incluidas en regímenes de regularización ordinarios y extraordinarios, vigentes o caducos al momento de entrada en vigencia del presente régimen”.

Pero quedaron excluidas “las deudas respecto de los cuales se hubiera formulado denuncia penal”.

Para adoptar la medida se consideraron las “dificultades en los factores económicos de la provincia, con incidencia directa sobre la capacidad de pago de los agentes privados respecto de sus obligaciones tributarias”, y también se tuvieron en cuenta los efectos negativos sobre las variables de la economía nacional y de las jurisdicciones provinciales de la crisis económica y financiera internacional.

Comentá la nota