Arquitecto Lucero: "La Municipalidad no aceptará presiones de la empresa".

"La municipalidad, a través de la Dirección de Obras Privadas, no va a aceptar ningún tipo de presión para habilitar la antena de telefonía celular en el distrito El Sosneado. En segundo lugar acá no existen trabas burocráticas de ningún tipo, como señaló el vecino Marcos Guiú en una nota de este diario", señaló a nuestro matutino el director de Obras Privadas de la comuna, arquitecto Mariano Lucero.
El funcionario respondió de esta manera las declaraciones efectuadas por el citado vecino, que manifestó que "la antena de telefonía celular en El Sosneado no está habilitada para sacarnos del aislamiento porque existen trabas burocráticas entre la Municipalidad y la empresa Claro".

Lucero respondió que "este vecino está involucrando directamente a la comuna en ese problema cuando no es así. La demora en habilitar la antena es por la demora de la Dirección de Medio Ambiente de la provincia para otorgar el permiso a Claro. La Municipalidad ha tratado de encontrar una solución a este problema, teniendo en cuenta la importancia de este medio de comunicación para la localidad".

Lucero apuntó que "no es responsabilidad nuestra que la antena no esté habilitada, tanto es así que otorgamos la energía eléctrica para que la misma funcione, aún sin la aprobación de Medio Ambiente de la provincia, es decir que nadie está más interesado que la comuna en que se ponga en marcha el servicio. Todo comenzó cuando se descubrió que la empresa estaba haciendo un trabajo clandestino en la zona para la colocación de dicha antena, pero no había hecho ninguna gestión para autorizar su funcionamiento, tal como lo exige la Ordenanza 6636. Entonces todo quedó ahí. En ese contexto apareció la paralización de nuestra parte de las antenas ubicadas en calle Rafael Ruiz Daudet y en Villa 25 de Mayo, hasta tanto no las certifique la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia".

Con respecto a lo que dispone la Ordenanza 6636, Lucero aclaró que "las antenas no pueden instalarse a menos de 200 metros de escuelas, hospitales, organismos e instituciones, y ninguna antena puede estar a menos de 500 metros de otra similar, como también establece que no debe haber más de 42 personas por hectáreas. Sin embargo, cuando ponemos en el tapete la habilitación de la antena de El Sosneado, un lugar que, al parecer no le interesa a la empresa, nos piden autorización para que funcionen las ubicadas en la Villa Vieja y en la calle Ruiz Daudet".

Cuando le preguntamos a Lucero si eso no se podía interpretar como una presión de la empresa, el funcionario señaló que "más que presionarnos, malgastan el tiempo de quienes estamos tratando de hallar una solución a este problema".

Más adelante el funcionario municipal aclaró que "nuestra responsabilidad es controlar y hacer cumplir las ordenanzas en vigencia respecto a la instalación de antenas de telefonía celular. Si existen demoras en otorgar el permiso, se dice que lo de El Sosneado es de agosto del año pasado, es de total incumbencia del organismo provincial de Medio Ambiente que da y quita esos permisos", apuntó finalmente.

Comentá la nota