Se armó un despelote

El gobernador Maurice Closs dijo que en el caso de las escuchas telefónicas que involucra a dos jueces misioneros "hay que tomar el tema con responsabilidad", e instó a los funcionarios judiciales a que colaboren con las pesquisas que lleva adelante el juez federal Norberto Oyarbide. Para el presidente del Colegio de Abogados, Rodrigo Bacigalupi "las conductas de los magistrados deben ser investigadas y sancionadas" si fueron ordenadas sin una justificación razonable". El abogado insistió en la urgencia en que cambie la estructura judicial de la provincia. El Jurado de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados no pudo avanzar en el análisis del pedido de desafuero de Horacio Gallardo y José Luis Rey.
"Se armó un despelote con esto de las escuchas. Hay que tomar el tema con responsabilidad. Los misioneros no podemos negar un tema que se instaló en el país", con esas expresiones el gobernador Maurice Closs, volvió a exhortar a los jueces de la provincia -en el tema de las escuchas telefónicas- a que colaboren con la pesquisa.

Mientras se especula que no prosperaría el pedido de desafuero de los magistrados locales, realizado por su colega federal porteño Norberto Oyarbide, el presidente del Colegio de Abogados de Misiones, Rodrigo Bacigalupi, señaló este viernes que "las conductas de los jueces que ordenaron las escuchas deben ser investigadas y sancionadas en el caso que se determine que fueron ordenadas sin una justificación razonable. Hay que entender que para realizar una investigación, no se puede violentar la ley, es decir que para tratar de dilucidar un ilícito, no se puede cometer otro ilícito. Por lo tanto, nuestra postura es que se cumpla la ley y estos magistrados deben ser investigados y sancionados si correspondiera. Como cualquier ciudadano que viola una ley, los jueces están bajo el marco de esa ley, y el que se salga de ella, debe ser sancionado. Ese es el ABC de nuestro sistema jurídico", reiteró.

El Jurado de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados de Misiones se reunió este viernes para analizar el pedido de desafuero a los jueces Horacio Gallardo y José Luis Rey para que sean indagados por Norberto Oyarbide, pero no se pudo avanzar en el análisis y definición porque hasta el momento sólo ingresó un fax con el planteo del magistrado federal, que fue considerado "insuficiente" porque "no reune las condiciones exigidas para iniciar el proceso de remoción de un juez de la provincia", es decir, que la solicitud esté firmada por un ciudadano de Misiones. De la reunión del Jurado participaron su presidente, Rubén Uset, Humberto Schiavoni, Cristina Leiva, Roque Gentile, José Garzón Maceda, Gustavo Staude y Carlos Bobadilla.

Al respecto, aunque Bacigaluppi admitió que no conoce los fundamentos de la presentación, afirmó que si lo hizo Oyarbide, "le veo el inconveniente de que nuestra Constitución Provincial -y esto también hace al conocimiento de las leyes- como la norma que reglamenta el Jurado de Enjuiciamiento, exige que quién presente un pedido de jury debe ser un habitante de Misiones; por lo tanto si lo hizo el juez porteño, es claro que debe ser rechazado por el sólo hecho de que incumple un requisito previsto en nuestra Constitución", remarcó.

Para Bacigaluppi, existe un colapso en los Juzgados de Instrucción en Posadas, y recordó que por ejemplo en el ámbito penal, hay un juez para tres Juzgados, "y si precisamente a raíz del trabajo que implica a tarea, se llegaran a enfermar dos (algo que suele suceder) queda un sólo juez para tres Juzgados, así que imagínense la cantidad de detenidos que a diario son puestos a disposición del magistrado, que debe intervenir en las tres dependencias para determinar la excarcelación o mantener a esa persona privada de la libertad con todos los casos de homicidio que lamentablemente ocurren en nuestra ciudad. Los jueces no dan abasto y se ven superados, entre el 80 y 90% de las causas quedan paralizadas y quedan en nada", lamentó.

Personal no capacitado

El titular del Colegio de Abogados también opinó de una constante en la Justicia a la hora de los nombramientos y de la creación de Juzgados. "Hace rato que nuestra institución viene luchando para que la estructura judicial cambie, y parte de esto pasa por el aggiornamiento de los Juzgados y sobre todo de establecer pautas de la cantidad de Juzgados con respecto a la población. La ciudad de Resistencia con una población semejante a la nuestra tiene diez Juzgados de instrucción; veinte Juzgados Civiles con tres Secretarías cada uno, lo que significa casi 60, por ese lado es positivo que acá se hayan creado varios, sobre todo porque de cuatro o cinco comisarías que había en Posadas, ahora suman cerca de 17, y son las comisarías las que le pasan el trabajo directo a los Juzgados de Instrucción. Pero si no nombramos gente capacitada, no sólo para el cargo de juez

sino también de secretario y del resto de los empleados judiciales, olvidémonos de que se vaya a solucionar algo, porque lo que se ve todos los días en los Juzgados es que ingresa gente nueva que no conoce nada de la Justicia y le lleva cinco años aprender realmente el oficio", dijo.

En ese sentido, expresó que Imagínense lo que padecemos los justiciables, los abogados que vamos a los Juzgados y el juez con su mejor cara nos dice: ‘están aprendiendo los secretarios’, y si esto sigue sucediendo, olvidémonos de la Justicia. Nosotros reclamamos desde hace tiempo que haya concursos, Brasil tiene hoy una ley que impide la designación de familiares en los Juzgados, y eso solo se puede cortar si el personal judicial ingresa a través de concursos".

El letrado anunció que son más de 500 los empleados que ingresaron a la Justicia en toda la provincia en el transcurso del 2008 y lo que va de este año. "Algunos son buenos y otros un desastre, y eso ocurre porque no hay filtros, ni de antecedentes ni de exámenes. En algunos casos basta ser abogado y en otros no; personas sin ningún tipo de experiencia que hoy se desempeñan en la Justicia, lamentablemente para la sociedad misionero", fustigó.

Tensa espera

En la tarde del viernes, se reunió el Jurado de Enjuiciamiento para tratar el pedido de desafuero de los dos jueces José Luis Rey y Horacio Gallardo, que autorizaron las intervenciones telefónicas a cargo del ex policía federal Ciro James; y resolvió aguardar la documentación original del planteo impulsado por el juez federal Norberto Oyarbide.

Sin embargo, trascendió que la cuestión no prosperaría en ese ámbito por el incumplimiento de al menos uno de los requisitos establecidos por la Constitución provincial: el requerimiento debe ser impulsado por un habitante de esta provincia.

El gobernador Closs insistió ante la prensa en que "los jueces misioneros deben facilitar el acceso a la Justicia", al ser consultado acerca del requerimiento de Oyarbide y la actitud asumida por los jueces penales Gallardo y Rey -quienes autorizaron las escuchas- de desoír las citaciones.

"Se armó un despelote con esto de las escuchas. Hay que tomar el tema con responsabilidad, los misioneros no podemos negar un tema que se instaló en el país. Yo puedo opinar, pero no puedo decidir nada", dijo el mandatario.

Comentá la nota