El PJ armará un frente electoral y se negocian las principales candidaturas.

Lo decidió el Congreso Provincial. Las principales candidaturas, especialmente para las diputaciones nacionales, quedarán en manos de Beder Herrera. Ahora, quieren armar una sola lista con Jorge Yoma y Griselda Herrera, para concentrar todo el respaldo. Malestar porque no se normaliza al Partido: piden elecciones internas.

Con fuertes disidencias por la decisión de las autoridades partidarias de elegir candidatos ‘a dedo’ para los próximos comicios legislativos del 28 de junio, las distintas líneas y expresiones del peronismo riojano reclamaron este lunes elecciones internas para normalizar la conducción partidaria.

Fue en medio del debate que el Congreso provincial del PJ -encabezado por Miguel Ángel Asís- convocó para formar una mesa directiva que designe a los candidatos para los cargos electivos en disputa: diputados nacionales y provinciales y concejales municipales.

Sin embargo, el Congreso terminó dejando en el gobernador Luis Beder Herrera la decisión de conformar esa mesa y designar a los candidatos para los principales cargos -especialmente las diputaciones nacionales-, al tiempo que abrió el Partido a un frente electoral que cobije a la mayor cantidad de partidos ‘satélites’ fragmentados posibles y dejó liberada la presentación de todos aquellos dirigentes que deseen postularse.

La estrategia: sumar a todos para que todos sumen votos para el oficialismo, mas allá de las disidencias internas que, en algunos casos, son profundas y no pasan solo por matices.

Todos los dirigentes que deseen candidatearse tienen tiempo hasta el 28 de abril para presentar sus listas con apoderados.

El debate

Las mujeres, el mazismo residual y los dirigentes de ‘base’ y barriales de Capital y del interior, fueron quienes hicieron oir sus reclamos con mayor vehemencia, dentro del debate abierto por el máximo órgano partidario en la sede de la Casa de Todos.

Básicamente, esos sectores se sienten ‘ninguneados’ por los habituales ‘caciques’ del oficialismo, reclaman mas espacios y que se les permita participar en la toma de decisiones.

Pero el bederismo, que tiene la mayoría en el Congreso, insistió con llevar la discusión a decidir si el PJ armará un frente electoral de cara a los comicios de junio, con la condición de ‘no excluir ni imponer candidatos’, según remarcó Sergio Casas, congresal del sector afín al gobernador Beder Herrera. Y así quedó resuelto.

El oficialismo podría cambiar la estrategia para las diputaciones nacionales

Hasta hace pocas horas, el oficialismo parecía tener resuelto que presentaría dos listas a diputados nacionales. Una por la alianza entre el bederismo puro (Frente del Pueblo) y el yomismo (Frente con Todos) que llevaría al embajador como candidato número uno. La otra por el PJ, con Griselda Herrera como primera candidata.

La Rioja renueva dos bancas en ese estamernto y el oficialismo quiere retenerlas para ‘ofrendárselas’ a Néstor y Cristina Kirchner como gesto político a cambio de fondos para obras y recursos.

Pero el problema es que no hay dirigentes que quieran ser ‘número dos’ en ninguna de las dos listas, debido a que especulan en una lógica polarización del electorado. Con la elección polarizada entre ambas fórmulas, ninguna podría doblar en votos a la otra y solo entrarían los número uno de cada lista.

Por eso, ni Teresita Madera, bederista que iba a acompañar a Yoma, ni Carlos ‘Cacho’ Luna, propuesto para acompañar a Griselda Herrera, quieren aceptar el ‘convite’., No quieren perder y quedarse afuera.

Por tal causa, los esfuerzos del oficialismo están volcados ahora a unificar las fórmulas con Yoma y Griselda Herrera, aunque tampoco se descarta otra candidata en caso que la chileciteña no acepte ir como ‘número dos’ del embajador. En tal caso, suena la chepeña Alejandra Oviedo, quien también es bien vista por el kirchnerismo nacional.

Además, el oficialismo bederista quiere potenciar a Madera junto a Jorge Basso para las listas de candidatos a diputados provinciales por la Capital.

Comentá la nota