Armando Bertolotto Todo sigue igual

Armando Bertolotto, presidente del HCD de Avellaneda, en diálogo con Agencia Comunas evalúa la designación del otrora Intendente local, "Cacho" Álvarez, como Ministro de Desarrollo Social de la provincia; la asunción del Ingeniero Jorge Ferraresi como su reemplazo; la labor a realizar en el municipio y la asunción de los nuevos concejales al HCD a partir del 10 de diciembre.
"Somos un equipo de trabajo que está junto hace mucho tiempo, con un proyecto delineado, claro y consolidado para seguir trabajando en Avellaneda. Las políticas son las mismas, lo que cambia es la cara visible y representativa del municipio", resaltó Bertolotto.

¿Cuáles son las expectativas con respecto a la asunción de "Cacho" Álvarez como Ministro de Desarrollo Social en la provincia y la asunción de Jorge Ferraresi como nuevo Intendente?

Considero que es muy importante el nombramiento de "Cacho" Álvarez en Provincia. Es un crecimiento importante para Avellaneda, para él en particular y para todo nuestro grupo político. A su vez, es también un desafío muy grande. El va a tratar de implementar a nivel provincial el "programa Envión" que se desarrolló a nivel municipal, con la diferencia de que en Avellaneda beneficia a más de 300 jóvenes en los barrios de Villa Tranquila, Villa Luján, Isla Maciel y Villa Corina y a nivel provincial pretenderá mejorar la situación de más de 500 mil jóvenes que viven en condiciones precarias. Es un verdadero desafío entonces. Va a convocar a la unión industrial provincial así como convoco a la unión industrial de Avellaneda por las becas del programa envión. La ida de Cacho y la designación de Ferraresi, no implican un cambio traumático en la labor municipal porque somos un equipo que trabaja junto hace mas de 21 años y es nuestra cuarta gestión de gobierno comunal.

¿Qué líneas de trabajo se están delineando?

Tenemos un plan trienal para Avellaneda de acá al 2011 que iniciamos con Cacho y seguiremos en esa línea con el nuevo intendente Jorge Ferraresi. No olvidemos que Jorge ya era miembro de este equipo de trabajo porque era Secretario de obras y Servicios públicos. Muchos miembros del equipo se fueron con Cacho a trabajar al Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, pero esos compañeros fueron suplantados también por otros miembros del equipo de trabajo. Somos un equipo de trabajo que está junto hace mucho tiempo, con un proyecto delineado, claro y consolidado para seguir trabajando en Avellaneda. Las políticas son las mismas, lo que cambia es la cara visible y representativa del municipio. Tenemos un plan ambicioso para Avellaneda con mucha ayuda del Gobierno nacional para poder llevarlo a cabo. Ya se trasladó el mercado de Abasto; se está construyendo la alcaidía en Sarandí y queremos erradicar las villas de emergencia en la zona de Dock sud con la construcción de miles de casas. Tenemos líneas claras y precisas de trabajo.

¿Cuál es su análisis de las elecciones de junio?

A nivel nacional y local, el Gobierno Kirchnerista ganó las elecciones. A nivel provincial hay algunos Intendentes que llamativamente sacaron más votos que Kirchner. Esto es llamativo. Pero hay que tener en cuenta también que el pueblo elige, es soberano y hay que respetar y valorar su elección.

¿Cuándo dice "llamativamente" dice traición?

Yo no creo que haya habido traición por parte de los Intendentes. Lo que digo es que en algunos distritos, llamativamente, hubo un gran número de corte de boletas entre las que presentaban a Kirchner como candidato a diputado provincial y la de los Intendentes como concejales de cada distrito. Esto para mi presupone el corte asistido, promovido. Ahora si realmente existió no me consta.

¿Qué opina del llamado al diálogo por parte del Gobierno nacional?

Todo se soluciona dialogando, ahora está de moda el diálogo. En Avellaneda el 99.9% de las normas que salen del HCD se hacen por unanimidad, dialogando, siempre fue así. Ahora, el Intendente Ferraresi está convocando a una mesa de diálogo con las distintas fuerzas y bloques políticos que integran el HCD. Esto del diálogo para nosotros en Avellaneda no es una novedad, ya lo hacíamos con Cacho Álvarez, poniéndonos de acuerdo en las grandes cosas. Después se puede disentir, pero el diálogo existió siempre, no es una moda en Avellaneda. Nosotros estamos en diálogo permanente, tanto con los viejos como con los nuevos concejales que asumirán el 10 de diciembre.

Comentá la nota