Arlía rechazó que el rojo fiscal 2009 "triplique" al del 2008

El Ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, rechazó esta mañana que los números de la provincia estén complicados, y dijo que la gestión de Daniel Scioli terminará "sin ningún tipo de sobresaltos" el ejercicio 2009.
De esa forma, el mandatario provincial salió a rechazar las versiones periodísticas publicadas por un matutino porteño que anticipaba que el rojo fiscal de la Provincia, para este año, triplicaría el déficit del año anterior.

En declaraciones a una emisora de radio porteña, el ministro provincial –que anotó su nombre, testimonial, en las listas locales de Brandsen- anticipó que gracias a "nuestro plan financiero", la Provincia llegará a fin de año "sin ningún tipo de sobresaltos".

"Lo muestra nuestra recaudación de abril, con ingresos brutos creciendo y siendo el motor, y lo demuestra lo que va de mayo donde estamos superando las expectativas proyectadas en el Presupuesto", enfatizó.

Al respecto, sostuvo que "estas cifras desorbitadas que aparecen en los diarios se basan en la hipótesis que un primer bimestre difícil se iba a mantener a lo largo del año".

En este sentido, precisó que en abril la recaudación creció 41 por ciento, y acotó que "incluso superó todo lo que habíamos proyectado en el Presupuesto 2008, con lo cual se empieza a revertir un primer bimestre difícil, de mucha desconfianza".

El funcionario dijo estar "sorprendido con el título y con la credibilidad que se le da a algunos analistas que hace más de cinco años que vienen errándole" al pronóstico de las cuentas provinciales, y auguró que "este año le van a volver a errar".

Arlía indicó que el Presupuesto 2009 contempla un déficit cercano a los 2 mil millones de pesos, y un proyectado de necesidad de financiamiento, -sumando todo lo que es la deuda pública, y otras cuestiones- de 7.300 millones de pesos, pero aclaró que "gran parte de eso ya está refinanciado".

Comentá la nota