"Los argumentos son contundentes"

El ministro del Interior y el jefe del bloque oficialista en Diputados también reivindicaron la decisión de crear el Fondo del Bicentenario. Randazzo afirmó que quienes especulan sobre otros posibles usos de las reservas persiguen "intereses mezquinos".
Las principales espadas del oficialismo salieron a apuntalar la decisión del Gobierno de apelar el fallo que impide el uso de reservas del Banco Central e insistieron en la necesidad de avanzar con el Fondo del Bicentenario. El jefe de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi, sostuvo que la presentación oficial "contiene argumentos más que contundentes", mientras que el ministro del Interior, Florencio Randazzo, consideró "importante" que la Corte Suprema de Justicia termine fallando a favor de la apelación y "pueda liberar" los fondos excedentes. El Gobierno confía en que el máximo tribunal desbloquee los 6569 millones de dólares, al menos hasta que el Congreso se pronuncie sobre el decreto de creación del Fondo del Bicentenario.

"Esperamos que la Corte falle a favor", sostuvo Randazzo, al entender que "lo resuelto por la Cámara en lo Contencioso Administrativo afecta el interés de la comunidad y el equilibrio republicano". El funcionario hacía referencia al fallo de las camaristas Clara Do Pico y Marta Herrera, de hace dos semanas, que confirmó la medida cautelar de la jueza María José Sarmiento y frenó el uso de reservas para el pago de la deuda.

El Gobierno apeló el fallo intentando impugnar las presentaciones de origen: una del diputado del PRO Federico Pinedo y otra del radical Gerardo Morales. De acuerdo con Randazzo, "los legisladores no estaban legitimados para actuar en el expediente" cuando hicieron sus reclamos contra la medida oficial.

El titular de la cartera política reiteró que el pago de la deuda pública con fondos del Banco Central sirve para "dar tranquilidad a los acreedores, al sistema financiero y para que Argentina siga con el proceso de desendeudamiento". "Si tenemos reservas por cerca de 48 mil millones de dólares y podemos crear este fondo de garantías por 6569 millones de dólares, no hacemos más que utilizar parte de reservas que nos están pagando el 0,3 por ciento anual para dejar de pagar el 14 por ciento que pagamos", afirmó Randazzo.

Según el ministro, aquellos que especulan sobre otros posibles usos de las reservas persiguen "intereses mezquinos" y citó la actuación oficial de los últimos años en la materia para desestimar cualquier presunción. "Venimos sosteniendo una economía que viene creciendo, con superávit fiscal y comercial y una enorme responsabilidad en el gasto público", expresó.

Agustín Rossi también apoyó la apelación, al expresar que "la presentación del Gobierno contiene argumentos más que contundentes". En declaraciones radiales, el titular del bloque oficialista de Diputados cargó contra la Cámara en lo Contencioso Administrativo, entendiendo que al hacer "la valoración de necesidad y urgencia" la Justicia avanzó sobre potestades "propias de los poderes Ejecutivo y Legislativo".

El Gobierno apeló el viernes el fallo que impidió el uso de reservas para el Fondo del Bicentenario. La presentación la realizó el nuevo procurador del Tesoro, Joaquín Da Rocha, con los argumentos ayer citados por Rossi y Randazzo. Según el escrito, los legisladores que iniciaron las causas "carecen de interés especial" para realizar la demanda y la Cámara se excedió en sus atribuciones al opinar sobre el carácter necesario y urgente del decreto firmado por Cristina Kirchner.

En los despachos oficiales saben que si el Congreso avala el decreto se acaba la discusión, pero también que hasta entonces la Justicia puede bloquear el DNU. De allí la apelación al fallo de la Cámara, que ahora deberá notificar a la oposición y darle diez días hábiles para preparar una respuesta. Para ese entonces, el Congreso ya estará cerca de sesionar y de darle al conflicto una salida política.

Comentá la nota